miércoles, 27 de julio de 2016

Un satisfactorio viaje al pasado

EXTRA! 

Muchos sueñan con viajar en el tiempo y la ciencia no ha dejado de fantasear nunca con esa posibilidad. Aunque de momento no es posible hacerlo, si pudieses regresar al pasado para cambiar un hecho catastrófico, ¿lo harías? En esta tesitura se encuentra el protagonista de 'Satisfaction', una obra de ciencia ficción que puede verse todos los martes de julio y agosto a las 20.00 h. en la sala off del Teatro Lara.

Esta comedia cuenta la historia de un científico brillante llamado Rubén que acaba de realizar el primer viaje en el tiempo. Desplazándose 30 años atrás, ha logrado aparecer en casa de sus padres. No es una casualidad que llegue justo en ese momento y a ese lugar, ya que cuando sólo tenía tres años perdió a su madre en un accidente de avión. En su regreso intentará evitar que la tragedia tenga lugar.

Durante su estancia en el pasado coincidirá con la niñera que le cuidaba cuando era pequeño. Acongojado se quedará cuando vea aparecer a su madre por la puerta, a la que intentará explicar quién es y por qué está allí. Como era de esperar, nadie se creerá ni entenderá lo que está pasando. ¿Conseguirá Rubén detener la catástrofe? ¿Qué consecuencias tendrán estos hechos en el tiempo?


Escrita por Blanca Bardagil y dirigida por Pedro Casas, el montaje logra que el público no pare de reír durante hora y cuarto. Isabel Alguacil, Rafa Delgado, Cristina Zapata y Marisa Zapata son los encargados de dar vida a unos alocados personajes que no dan crédito a lo que ocurre a su alrededor. No es habitual tratar este tipo de temas en el teatro, estando más que acostumbrados a verlos en la gran pantalla pero siendo un género complicado de representar de forma verosímil sobre las tablas.

Con una sencilla puesta en escena y sin mucho atrezzo, el juego de luces y la música consigue representar técnicamente el viaje en el tiempo. Una original y divertida historia que te transportará a la adolescencia, al interior de aquellas películas que te hacían soñar despierto con viajes al pasado y realidades virtuales. Acompañados por la banda sonora de la famosa película de los 80 'Regreso al futuro', el espléndido trabajo actoral consigue que el público se traslade junto a los personajes.

En palabras del director Pedro Casas, el espectáculo es 'una excepción, una obra de otro planeta, una delicada rareza que es difícil encontrar y que conecta con ese adolescente que todos llevamos dentro y que sueña con otros mundos posibles'. Una producción más que recomendable para pasar una tarde divertida e imaginar mundos paralelos sin salir de la ciudad de Madrid.

martes, 26 de julio de 2016

El canto a la vida de Carlinhos Brown

EXTRA!

Tê tê tê, tetetê tetê, tê tê tê tetê tetetêNo es que el teclado se nos haya roto, es que era el canto idóneo para ponerle ritmo al artista que tuvo el honor de clausurar la séptima edición del Festival Cultura Inquieta que la ciudad madrileña de Getafe acogió, del pasado 30 de junio al 22 de julio, en el Polideportivo San Isidro.

El cantante, percusionista, compositor y productor brasileño Carlinhos Brown aparecía cerca de las 11 de la noche en el escenario con un extravagante vestuario y dispuesto a dirigir una fiesta en la que los discursos pacifistas y la defensa de la alegría tiñeron de colores un cierre que no logró llenar aforo debido a su coincidencia con el Puente de Agosto. Poco antes, la formación Vaudí & Banda derrochó talento, energía y profesionalidad con su proyecto musical de funk, samba-rock y samba-soul.

El artista carioca demostró su madurez artística en una cita en la que estuvo acompañado de una amplia banda donde los instrumentos de percusión de la cultura afrobrasileña y la voz rotunda de quien entiende la música como sinónimo de diversión reivindicaron que la alegría nos iguala a todos más allá del sistema imperante.


De sus continuas palabras entre temas se desprende un compromiso con el antibelicismo y la solidaridad, mezclando temas festivos con canciones lentas de su nuevo trabajo, 'Artefireaccua-Incinerando o inferno', entre los que se encuentra 'Día iluminado', que compuso junto a David Bisbal. Bien recibida fue también 'A namorada', que en España popularizó el artista puertorriqueño Chayanne. Las proyecciones coloristas estuvieron presentes durante toda la actuación en dos pantallas laterales.

Fueron sin duda grandes éxitos como 'Mariacaipirinha', 'Magalenha' y 'Carlito Marrón' con los que los presentes se desataron en un carnaval en el que el brasileño marcó los pasos de baile, sin desmerecer piezas más tranquilas que hicieron que los más románticos bailasen agarrados hasta cerca de la una de la madrugada.

Ya en el bis, fue con la bailadísima 'Maimbê Dandá' con la que Brown se marchó, firmando la última línea de una edición que deja para el recuerdo grandes actuaciones, como las de Muchachito, Chambao o India Martínez. El grito de desarme popular de 'Toda paz' del maestro de la percusión y la batucada recordó que la música siempre está cerca para sacarnos una sonrisa y ponerse del lado de las mejores causas. Un broche de oro para un festival que cada año se supera.