viernes, 15 de diciembre de 2017

'El Cascanueces' en el Teatro de la Luz


 Arte y romanticismo se fusionan en la obra maestra de la danza clásica 'El Cascanueces', que el Ballet Clásico de San Petersburgo trae estas Navidades al Teatro de la Luz Philips Gran Vía tras triunfar con diferentes piezas en anteriores temporadas. Con dirección artística de Andrey Batalov, la compañía fundada por el solista principal de Mariinsky Ballet pone en pie un montaje que embelesa al público gracias al trabajo minucioso de varias decenas de bailarines de gran nivel artístico. Serán sólo dos funciones en las que (durante dos horas) los espectadores podrán disfrutar de la fascinación de Marsha por un soldado de juguete con el que vive una aventura inolvidable.

CUÁNDO. Lunes 25 y martes 26 de diciembre. Lunes a las 19.00 h.; martes a las 17.00 y a las 20.00 h.

DÓNDE. Teatro de la Luz Philips Gran Vía C/ Gran Vía, 66 | <M> Santo Domingo.

CUÁNTO. Entre 25 y 43 euros desde AQUÍ.


POR QUÉ. Porque disfrutarás de una imponente puesta en escena que se suma al potente trabajo de los bailarines principales y a la espectacular composición de Chaikovski.

(+)


- Sorteamos cinco entradas dobles para la función del lunes 25 de diciembre entre los lectores que compartan nuestro post de Facebook y aquellos que hagan retuit de la publicación de Twitter. En ambos casos, deberán ser seguidores nuestros en redes sociales. Contactaremos con los ganadores el viernes 22.

jueves, 14 de diciembre de 2017

El alma del Teatro Real al descubierto

EXTRA!
'La Bohème' en el Teatro Real

El telón asciende para mostrar, sobre el escenario, un viejo ático parisino que soporta a duras penas la nieve de un gélido invierno. Así comienza el primer acto de los cuatro que componen la mítica ópera 'La Bohème', que se representa del 11 de diciembre al 8 de enero en el prestigioso Teatro Real, en coproducción con la Royal Opera House y la Lyric Opera de Chicago. La exitosa cuarta pieza del gran compositor italiano Giacomo Puccini es una de las más destacadas y bellas de la historia, con un libreto que ofrece los grandes encantos de la capital francesa durante principios del siglo XIX. Amor, celos, tragedia, humor, pobreza, ambición, amistad y muerte confluyen en dos horas de intensas emociones y revelaciones bajo el exquisito manto de la esperanza y las ilusiones ciegas.

En el interior de esta vieja buhardilla, cuatro amigos que viven al día con lo poco que poseen, Rodolfo (Stephen Costello), Marcello (Etienne Dupuis) Colline (Mika Kares) y Schaunard (Joan Martín-Royo), planean disfrutar de los placeres que ofrece la ciudad, pero Rodolfo debe completar unas líneas de su escrito antes de abandonar la estancia. En la soledad de la habitación, la luz desaparece. Mimi (Anita Hartig) llama a su puerta para encender su vela cuando, por fortuna, el destino les une en un imprevisible amor a primera vista. De la mano, la pareja se dirige al encuentro de sus amigos, que disfrutan del encanto de una cafetería de moda, en donde Marcello y Musetta (Joyce El-Khoury) vuelven a verse después de que ella le abandonase por un hombre adinerado.

Pocas piezas involucran al espectador de manera tan directa en la escena, cómplice absoluto de los cambios de escenario, de cabañas sobre ruedas que se deslizan para dejar paso a espectaculares salones y concurridas galerías parisinas. Un logro que el director de escena británico Richard Jones, junto al escenógrafo escocés Stewart Laign, consiguen aportando un maravilloso e inusual dinamismo. El encanto de ser testigo de unos decorados tan impactantes no tiene precio y desvela por completo el gran empeño que el equipo técnico ha depositado para tal ocasión.

Ópera en el Teatro Real

El montaje cobra especial protagonismo para impulsar el tremendo desfile de voces que se adueñan del espacio al rito de la batuta del italiano Paolo Carignani. Con gran majestuosidad, el poder de la obra deja instantes inolvidables, desde el trabajo de los entrañables Pequeños Cantores de la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid (ORCAM) hasta la banda militar que intensifica la puesta en escena. Todo un deleite que provoca grandes sonrisas para culminar en lo inevitable: una tragedia que cubre de dolor las tablas del teatro. El amor más cálido posible, capaz de abrasar los días de un lúgubre invierno y bañar de color las calles del viejo París, traspasa las barreras del sufrimiento y el deterioro para transformarse en el recuerdo de quien ha vivido intensamente.

Los versos quemados se esfuman en la minúscula estufa que calienta a Mimi, una joven encantadora en manos de la espléndida soprano rumana Anita Hartig. Su naturalidad se fortalece con el transcurso de los actos, culminando en un espléndido clímax en el que la desgracia lo inunda todo. Junto a ella, las esperanzas crecen en el corazón de Rodolfo, a quien la vida le sonríe más que nunca. El tenor norteamericano Stephen Costello surge en escena de forma impecable, perfecto a nivel vocal con un precioso timbre que guía con gran precisión por la bella historia de los enamorados. Al mismo tiempo, la pareja compuesta por el barítono canadiense Etienne Dupuis y su pícara compañera, la soprano líbano-canadiense Joyce El-Khoury, se encargan de otorgar toques de comicidad entre dosis de celos, deseos y pasión, destacando la brillante interpretación de esta última.

Proporcionar cierta originalidad a una obra sobradamente reconocida no es tarea fácil y, aunque supone todo un atrevimiento, lo cierto es que el resultado es apabullante gracias a la primera incursión en España del trabajo de Jones en un asombroso experimento de corte vanguardista en el que quedan claras sus intenciones, desvelar el alma de un espacio cultural mítico que actualmente se encuentra de celebración por su 200 aniversario. Una ocasión especial que convierte a 'La Bohème' en una cita indispensable para estas Navidades, convirtiéndose en todo un deleite tanto para aquellos curiosos que deseen disfrutar de una atractiva pieza como para los amantes del género más exigentes.