lunes, 26 de noviembre de 2012

De vinos por el tercer aniversario de La Tintorería

EXTRA!      
Antigua Bodega de San Blas | Imagen de A. Cabañas 
La Antigua Bodega de San Blas no es un escenario cualquiera: se trata de la bodega más antigua de Madrid, construida en el siglo XVIII para la elaboración y conservación del vino. En este lugar tan especial se celebraron los tres años de La Tintorería, un proyecto iniciado en el año 2009, a raíz de la pasión de sus propietarios por el vino, en el que esta bebida es la protagonista a partir de la selección de 1500 referencias muy especiales.

Los que acudieron a la celebración se encontraron con una cata de vinos en la que bodegueros, profesionales y aficionados al vino charlaron, compartieron sabores y apuntaron referencias. Un total de 34 bodegueros españoles instalaron sus mejores vinos en alguna de las galerías del local para mostrar a los clientes el material con el que trabajan, explicando amigablemente la historia de cada botella y resolviendo las dudas de los más curiosos. 

En La Tintorería - y en la cata - no tienen cabida los vinos industriales que se producen de forma mecánica y que todo el mundo consume, sino que se apuesta por la finura y elegancia de aquellos sabores que se producen en pequeñas cantidades, por esas bodegas familiares que nos devuelven a los orígenes de este mundo. 

Por gusto y por dar prueba de ello, catamos algunos de los vinos de las bodegas que estuvieron presentes y damos fe de que cada sorbo evocaba sensaciones, texturas y un golpe en el paladar muy diferente entre sí: un auténtico lujo para el catador profesional y todo un descubrimiento para el recién iniciado en el mundo de la enología. 

Chrystelle Moran, de la Bodega Hacienda Monasterio | Imagen de A. Cabañas
Hablamos con Chrystelle Moran, responsable de ventas de la Bodega Hacienda Monasterio en la celebración. Para ella, la ocasión fue 'muy interesante, sobre todo por la ubicación del lugar donde se hace la cata y por las bodegas invitadas. Es un ambiente muy cercano e íntimo para profundizar en el mundo del vino, que tiene fama de tratarse de un universo muy cerrado o pedante y de esta forma se vuelve más ameno y accesible.' Algo que nos preguntamos es el perfil que suele acercarse a comprar el producto que se ofrece en catas como esta: 'nosotros tenemos un perfil de consumidor maduro, de unos 40 años y economía media-alta, aunque tenemos el propósito de abrirnos cada vez más para acercarnos a un cliente más joven', aclara. En palabras de Chrystelle, la crisis ha llegado a provocar una bajada de hasta el 20% en las ventas.

Daniel Gómez, otro de los bodegueros presentes, nos aclaró que dedicarse al mundo del vino es 'más que un trabajo, una forma de vida. Tienes que verlo como parte de tu vida personal'. Para los responsables de La Tintorería, 'la filosofía del local es la de luchar por volver a los orígenes del vino, alejándonos del producto que se hace de forma masiva y acercándonos a las bodegas familiares para recuperar una intimidad y riqueza que valora el cliente.'

No hay comentarios:

Publicar un comentario