jueves, 3 de enero de 2013

Entre piojos, salmonetes y una adorable Candela

EXTRA! 

Los globos naranjas que se veían en la entrada y la multitud de padres que, entre ilusionados y desesperados por la llegada de la Navidad, llevaban a sus hijos al Círculo de Bellas Artes revelaba que la mañana del concierto de Candela y Los Supremos había llegado. 

Esos mismos progenitores que, unos días antes, imaginábamos revoloteando por las tiendas más cool de Malasaña buscaban hacerse con la mejor visibilidad posible para una actuación en la que los críos acabaron bailando frente al escenario y los padres moviendo la cabeza al ritmo de las canciones de animales de una preciosa niña rubia que, además de caer simpática y tener una voz bonita, cuenta con un ritmo en el cuerpo que ya quisieran muchos. 

Con un padre que lo da todo a la guitarra y lanza adivinanzas a los niños antes de comenzar cada tema, una madre disfrazada con caretas que se cambiaba cada canción y la colaboración especial de La Bien Querida, vivimos un breve pero intenso concierto en el que la banda tocó los nueve temas de 'Animaladas', su primer disco. Sorprende el sonido tan cuidado del grupo, las letras infantiles - y no por ello simples - y el buen rollo que desprenden en conjunto.

Quien escuche 'El desalojo del piojo' y no se sorprenda tarareándola en las horas siguientes que nos deje un comentario. ¡Larga vida a Candela y Los Supremos

No hay comentarios:

Publicar un comentario