jueves, 21 de febrero de 2013

La lucidez firme de Michael Haneke

EXTRA! 

Temíamos encontrarnos con una sala vacía y nos vimos en una cola de más de cien personas cuando aún quedaban 60 minutos para el acto en el que el Círculo de Bellas Artes entregó su Medalla de Oro al director de cine Michael Haneke, aprovechando que se encuentra desde hace meses en Madrid trabajando en el montaje de la ópera 'Così fan tutte'


Una multitud de periodistas, curiosos y fanáticos se mezclaron al mediodía de este miércoles 20 de febrero en la Sala de Columnas de la institución para aplaudir al cineasta, colgar en sus perfiles sociales una fotografía del director y hasta volver a casa con sus películas favoritas firmadas. Haneke, parco en palabras tanto en el acto - que se puede volver a ver desde AQUÍ - como en la rueda de prensa posterior, es uno de los realizadores cinematográficos europeos más interesantes de la actualidad

Con su última película, 'Amour', ha conseguido cinco nominaciones a los Oscar (película, dirección, guión original, película de habla no inglesa y actriz para Emmanuelle Riva) que tendrán lugar el próximo domingo. Eso y abofetear al espectador recordándole la caducidad del ser humano, la falta de compasión del paso del tiempo.

Si su cine tiene una característica básica es el desgarro con el que muestra la violencia y los miedos existenciales del hombre en un ejercicio de reflexión - técnica y narrativa - sobre la civilización occidental. 'La pianista', 'Caché', 'Funny Games' y 'La cinta blanca', son algunas de sus películas más conocidas, todas ellas cuidadas hasta el extremo en su aspecto técnico, con esas secuencias interminables que sus seguidores sabrían atribuirle en apenas unos minutos de visionado.


A sus 70 años, Haneke prepara el estreno de 'Così fan tutte', que se estrenará el 23 de febrero en el Teatro Real de Madrid. Aunque muchos se enteren ahora, el maestro lleva desde diciembre viviendo en un apartamento en Madrid, desde donde se enteró de las nominaciones a los Oscar de su última producción.

En la recogida de la Medalla de Oro de la institución, el director se mostró agradecido por el premio, lamentándose por no haber tenido la oportunidad de ver con tranquilidad nuestra ciudad, aunque aseguró sentirse impresionado con el Museo del Prado, en sus palabras, 'algo único en el mundo para los interesados en el campo del arte'

Ya en la rueda de prensa, el austriaco se mostró reacio a hacer cualquier tipo de declaración en torno a la ópera, animando al público a que se dejasen sorprender por ella sin 'contaminarse' por opiniones ajenas. 'Creo que el cine y la ópera tienen más que ver de lo que se cree, sobre todo en lo referente al ritmo, ya que cuando uno trabaja detrás de la cámara tiene que permanecer atento a la conexión de la imagen con la música', afirmó.


En cuanto a la cercanía de la ceremonia de los Oscar, aseguró sentirse 'un poco nervioso' e igual de orgulloso por cualquiera de las cinco nominaciones de 'Amour''Cuando hago una película quiero que las personas se emocionen', indicó respecto a sus películas, definiendo su trabajo como 'una reacción al mainstream que nace de las cosas cotidianas que me molestan'

Nos quedamos con una afirmación rotunda: a partir de ahora piensa dedicarse por completo a su 'verdadera profesión': el cine. Parece que no tardaremos en tener noticias de uno de nuestros directores favoritos.

Fotografías de Laura López.

No hay comentarios:

Publicar un comentario