domingo, 24 de marzo de 2013

'Mucho ruido y pocas nueces' en el Teatro del Arte

EXTRA! 

La obra de Shakespeare 'Mucho ruido y pocas nueces' se estrenó el pasado martes 20 de marzo en el Teatro del Arte de Madrid. Esta nueva adaptación del clásico está dirigida por el actor Juan López- Tagle, que ha trabajado en películas como 'El sueño de Iván'; obras como 'Crucero en compañía' y series como 'Hospital Central' o 'La señora'.

Se trata de una comedia romántica del escritor inglés que protagonizan Benedicto y Beatriz, personajes con carácter, ingeniosos y reacios al amor, pero que irán cambiando de parecer envueltos en un contexto de engaños, celos y fiestas cortesanas.

El espectáculo pertenece al proyecto 'Conecta con Shakespeare', que pretende respetar el texto original pero representándolo de una forma sencilla y amena, acercando el clásico literario al público haciéndole ver que la forma de comportarse en las relaciones sentimentales de hace 400 años no difiere tanto de la actual. El montaje traslada la historia a la época actual a través del vestuario, música y escenografía.


El amor, los celos, la traición, las apariencias y el perdón están presentes de una forma ágil, sin demasiado dramatismo y con un sentido lúdico que nos invita a disfrutar, en la medida de lo posible, de la vida. Mensaje que quieren transmitir al público, ya que en estos momentos de crisis, resulta complicado gozar del día a día.

El elenco formado, entre otros, por Eduardo Ferres, María Hervás, Maggie Civantos, Jorge Paez, Joan Mari, Silvia Alonso y Nacho Aldeguer se encarga de dar vida a los personajes y a la obra en sí porque es, a través de sus actos y palabras, junto al vestuario y la música, cómo desarrollan la historia, sin ayuda de más elementos para recrearla.

La sala, cercana a la estación de Atocha, fue restaurada en diciembre de 2012 pasando a convertirse de antiguo invernadero a teatro. Acogedora, moderna, con asientos blancos que destacan en el oscuro espacio y con un suelo compartido por actores y espectadores, sitúa a los visitantes al mismo nivel que a los artistas, produciendo un efecto de cercanía y de implicación en la obra. Objetivo, por otra parte, perseguido por el director, que trata de que el espectador se sienta 'como un personaje más'.


No hay comentarios:

Publicar un comentario