martes, 2 de julio de 2013

El cielo de Madrid

REPORTAJES DE VERANO


'El verano en Madrid es insufrible', los nativos de la Comunidad lo saben mejor que nadie. Por eso, inaugurada oficialmente la temporada estival, después de tanta lluvia y frío descontrolado, lo que apetece es aprovechar para salir y disfrutar del buen tiempo sintiendo el aire fresco en la cara. Estas son algunas de las propuestas para conocer Madrid desde lo alto, tanto si sois de fuera como si no, porque todavía hay 'gatos' que no se han subido a los tejados de la capital.

En el número 42 de la calle más larga de la capital, Alcalá, se encuentra el Círculo de Bellas Artes: un edificio de carácter cultural inaugurado en 1926 por Alfonso XIII, obra del arquitecto español Antonio Palacios, que fue declarado Centro de protección de las Bellas Artes y entidad de Utilidad Pública.

Esta sede cultural privada alberga actividades como exposiciones, conciertos o cursos de formación. Imponente tanto por fuera como por dentro y situado en una posición privilegiada de la capital, dispone de una azotea en la séptima planta que permite divisar una panorámica de casi 360 grados considerada como una de las mejores vistas de toda la ciudad. 

Hasta hace poco la azotea se limitaba a una extensión lisa y cuidada con un mirador sin ningún elemento decorativo más que la estatua de bronce de la diosa de la sabiduría y el arte, Minerva, que preside el lugar con sus más de siete metros de altura, divisando pacíficamente el ritmo frenético de las calles míticas de la capital. 

Si antes ya era lugar de paso obligado para turistas y curiosos, ahora se espera que la afluencia de público aumente, ya que el pasado 6 de junio se inauguró Tartan Roof, un restaurante del chef Javier Muñoz-Calero, responsable también de Muñoca y Perrito Faldero.

Este espacio gastronómico constará de dos personalidades diferentes: Tartan Roof en primavera y verano; Tartan Lodge en otoño e invierno. Así, variará los platos y la decoración con la llegada del solsticio otoñal, convirtiéndose en un acogedor refugio desde el que seguir contemplando sus impresionantes vistas al calor de las estufas.

Se basa en una filosofía de street food o comida callejera, es decir, platos elaborados con alimentos comprados en mercados y puestos de venta ambulante que recogen las influencias internacionales del cocinero madrileño formado en Suiza, Francia y Tailandia.

La decoración, a cargo del estudio de diseño Cuarto Interior, consta de dos partes diferenciadas: una zona chill out con cómodos divanes en los que relajarse, cubiertos por una estera que protege del sol para disfrutar de las vistas algunos tanto que incluso se descalzan-. La otra zona recuerda a las veraniegas terrazas de piscina, frescas y recomendables para desconectar y soportar mejor las altas temperaturas. 

A las increíbles vistas, la posibilidad de refrescarse tomando algo en cualquiera de las dos barras de las que dispone y la tranquilidad del lugar, se suma un último elemento de ocio que acompañará en las noches de verano: el ciclo jazz Círculo.


Otra opción para contemplar la ciudad desde las alturas es el imponente Hotel Eurostars Madrid Tower, instalada en la Torre SyV, perteneciente al complejo Cuatro Torres Business Area. Se trata del tercer rascacielos más alto de Madrid, con 236 metros de altura y 58 plantas. Las 31 primeras están ocupadas por alojamiento e instalaciones de este lujoso alojamiento. 

En su planta número 29 se encuentra el Anssora Spa & Health Club, una zona para el culto al cuerpo donde los afortunados huéspedes ignorarán las televisiones de las que dispone el gimnasio para disfrutar de las increíbles vistas que se extienden a sus pies.

La Torre SyV fue diseñada por el Estudio de Arquitectura R&AS, dirigido por Carlos Rubio y Enrique Álvarez-Sala. Construida en el Paseo de la Castellana, en el terreno donde antes estuvo la Ciudad Deportiva del Real Madrid, ofrece un amplio paisaje sobre la sierra madrileña por un lado, abriéndose paso entre las vías ferroviarias de la estación de Chamartín por el otro.

Una tercera opción sería trasladarse hasta la Casa de Campo para disfrutar del famoso pulmón verde de la ciudad, donde se encuentra el Teleférico de Madrid, una opción de transporte diferente y ecológica. Compuesto por un sistema bicable, sus 80 cabinas con capacidad para seis personas cada una recorren en tan sólo 11 minutos una extensión de 2.457 metros, desde el Paseo del Pintor de Rosales hasta la Casa de Campo.

Por el camino se atraviesan la carretera M-30, el río Manzanares, el Parque del Oeste y también, al fondo, las Cuatro Torres de Madrid, seña de identidad de la capital. Se trata de un agradable y tranquilo recorrido del que disfrutar con toda la familia, especialmente al atardecer, cuando el Sol se pone en el horizonte. 

Al final del trayecto, los más pequeños podrán divertirse en el Parque Infantil Pumba, mientras los mayores se deleitan de las vistas desde la terraza mirador. Si quieres formar parte de los más de 8 millones de pasajeros que ya han probado el Teleférico, recuerda que abre todos los fines de semana y festivos del año y de lunes a viernes desde marzo a septiembre.

3 comentarios:

  1. ¿Alguna que no conozcamos ya?

    ResponderEliminar
  2. ¿Censuras los comentarios? ¿Y a esto lo llamas publicación seria? ¡Qué vergüenza!

    ResponderEliminar
  3. Querido visitante con demostrado tiempo libre:

    Cada vez que realice un comentario prepotente-ofensivo-personal contra nuestro medio o el esfuerzo de cualquiera de nuestros colaboradores su comentario será felizmente eliminado como hasta el momento. Si nuestro contenido no le parece creativo o novedoso, le damos la enhorabuena por sus conocimientos y le animamos a que se dedique a descubrir por sí mismo una ciudad maravillosa como Madrid.

    Le agradecemos el empeño puesto en comunicar lo mal que le ha parecido esta publicación y nos damos por enterados, además de recordarle que en la parte superior derecha de la ventana tiene una bonita equis que le permitirá seguir navegando por otras páginas que satisfagan sus expectativas. Por aquí, continuaremos moderando los comentarios como consideremos justo. Y sin refugiarnos tras un triste anónimo.

    No espere más respuesta que esta y que sea muy FELIZ.
    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar