lunes, 15 de julio de 2013

Larga vida a Silvia Pérez Cruz

EXTRA!

Su presencia brilla como una estrella en el firmamento, su voz calma los golpes producidos por la vida como un bálsamo refrescante tras una quemadura de sol y su talento convence a todo el que se acerca a su arte, poniendo de acuerdo a crítica, público y divinidad. Silvia Pérez Cruz, voz de la película muda 'Blancanieves' - trabajo gracias al que se alzó con el Goya a la Mejor Canción - y cantautora catalana de mirada profunda, convirtió el Teatro Circo Price en una isla de emociones a flor de piel y magia el pasado sábado 13 de julio.

En una actuación que se enmarcaba dentro del célebre programa de Los Veranos de la Villa, la joven cantante ofreció un recital en el que el flamenco, el folk, el fado y la música latina fueron algunos de los géneros que tuvieron su momento de gloria en la voz de la artista. 

Hubo tiempo para repasar ese disco que muchos medios especializados consideraron el mejor trabajo nacional del año pasado, '11 de novembre', fecha en la que perdió a su padre, al que dedica 'Pare Meu', tema que interpretó al principio de la actuación con notable emoción. 'Iglesias' hipnotiza hasta ese homenaje a 'Desayuno con diamantes' en el que desemboca. Los hubo que se quedaron sin pañuelos con la versión desgarradora de la habanera 'Veinte años'. Más divertida, 'Memoria de pez', donde juega a hacerse la despistada. 


De gran belleza, también, 'Mechita', el tema que Silvia creó para el montaje escénico de 'La Chunga', versión teatral de la obra de Mario Vargas Llosa dirigida por Joan Ollé que se pudo ver en el Teatro Español. Otro placer exquisito, el 'No te puedo encontrar' de la mencionada película de Pablo Berger con el que se llevó el Goya a la mejor canción original.

Silvia se deja el alma y sana al resto con su voz. Cuando canta parece bucear en una búsqueda interior en la que pierde cualquier ápice de timidez para extender sus alas y arrasar a un público que llora sus pérdidas y celebra sus alegrías de una manera que nunca habíamos visto en un concierto. Hay que ser muy especial para versionar 'Take this waltz' de Leonard Cohen y terminar con todo el público aplaudiendo en pie.

Cerró con 'Gallo rojo', himno de la lucha contra la dictadura fascista escrito por el cantautor Chicho Sánchez Ferlosio. La del sábado fue una noche de esas que nunca se olvidan. Larga vida a Silvia Pérez Cruz. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario