martes, 8 de octubre de 2013

El desmadre matrimonial de La Cubana

EXTRA!

La compañía escénica catalana La Cubana nació en el año 1980 con muchas ganas y un proceso de creación, pactado desde sus primeras obras, en el que la puesta en escena debía cuidarse al más mínimo detalle. Más de treinta años después, tiran la casa por la ventana con un espectáculo estrenado en Barcelona en marzo del 2012 que ya han disfrutado más de 350.000 espectadores: 'Campanadas de boda'.

El Nuevo Teatro Alcalá de Madrid acoge, hasta el próximo 23 de marzo de 2014, este montaje de dos horas y media de duración - sin descanso – en el que el público se introduce en la vida de una familia que prepara con nervios, imprevistos y diversión un bodorrio como pocas veces se han visto en escena.

Margarita y Hortensia regentan, desde hace muchos años, una de las floristerías más conocidas de Madrid, pasión que alcanza incluso a los nombres de los hijos de la segunda: Narciso, Jacinto y Violeta. Es esta última la afortunada que protagoniza el gran acontecimiento, la unión por todo lo alto con un actor muy conocido en la India, Vickram Sodhi, al que conoció en Madrid cuando estaba de gira con un espectáculo de Bollywood.

'Campanadas de boda' cuenta con dos partes claramente diferenciadas que arranca con una introducción en la que el espectador conoce a cada componente de la familia a sólo unas horas de la boda, hasta derivar en una ceremonia llena de contratiempos con el público participando activamente. Podríamos contar más sobre la interacción y la transformación que sufre el teatro, pero la sorpresa aumenta la hilaridad del momento. Que los tímidos no se asusten: ¡si alguien sufre será por no poder dejar de reír!


En cada espectáculo de La Cubana se busca demostrar que tras cada acto cotidiano se esconde una buena parte de teatralidad, algo indudable en esas bodas en las que se mide desde la entrada de la novia hasta la distancia mínima en el banquete entre las primas que no se pueden ni ver. Hay tópicos, sí, pero reales como la vida.

La desmesura podría jugar en contra del montaje, pero supone un ingrediente a favor de la historia, tanto en el vistoso vestuario a cargo de Cristina López como en la caracterización de cada uno de los personajes, desde el novio hasta la mismísima tuna.

Aunque se trata de una actuación coral, los personajes de Annabel Totusaus (Hortensia) y de Alexandra Gonzàlez (Margarita) destacan sobre un elenco fabuloso formado por 11 actores que llegan a realizar hasta siete papeles por intérprete sin que el público se percate de ello debido a una coordinación ejemplar.

Los números musicales tampoco faltan en este desmadre, con una impactante versión de 'Palabras de amor' de Serrat adaptada al estilo indio. En 'Campanadas de boda' se reirán, bailarán, participarán, se sorprenderán y descubrirán que, a pesar de los tiempos que corren, desde el patio de butacas la vida puede ser realmente maravillosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario