jueves, 10 de octubre de 2013

La esencia de Mayumana

EXTRA!

El grupo de danza y percusión Mayumana celebra sus 15 años de trayectoria con el espectáculo 'Racconto' en el madrileño Teatro Nuevo Apolo. Una producción que reúne los mejores números de sus anteriores montajes junto al famoso presentador Andreu Buenafuente, que se encarga de enlazar las diferentes partes de las que consta este nuevo show haciendo gala de su estupendo humor.

Si por algo es conocida la compañía es, precisamente, por mantener su originalidad y frescura desde sus inicios, elementos esenciales que han sabido ganarse a un público heterogéneo. Nueva York, París, Madrid, Berlín o Milán son algunas de las ciudades que han sido testigo de la fusión de ritmos, danza, música, humor y teatro les ha llevado a ser un referente escénico a nivel mundial.

Una de las grandes sorpresas que tenía Mayumana guardada era la presencia de Andreu Buenafuente, quien se ha hecho cargo de la adaptación del guión de 'Racconto', además de convertirse en la voz en off del espectáculo. El popular presentador se presta a interactuar con todos los presentes a través de una pantalla, burlándose no sólo de la política actual de nuestro país, sino también de su propia persona, algo que nos recuerda que no hay nada mejor que reírse de uno mismo. De su mano, el espectador viaja por la historia de la formación, situándose, en primer lugar, en 1996, año en el que comenzaban a dar pequeños pasos en el mundo de las artes escénicas. 'Bejuntos', 'Adraba' o 'Momentum' son algunos de los trabajos presentes que han conseguido consolidar a la compañía.

Al igual que podemos disfrutar de sus números de danza y percusión más famosos, cabe destacar sus gags humorísticos, en los que una simple mesa y su ingenio son los únicos elementos necesarios para sorprender sobre las tablas y arrancar grandes carcajadas.

El cantante y guitarrista de flamenco israelí David Broza también está presente a través de una pantalla, aunque resultan más espectaculares - visualmente -  los juegos con agua y la agilidad rítmica que a sus miembros les caracteriza, ya que al final es lo que mantiene viva la función. No sólo se trata de golpear de forma acompasada cajas y cubos, sino también de jugar con diversos elementos y demostrar que, de cualquier objeto, se puede obtener un brillante resultado percusionista.


En cuanto a la puesta en escena, no cabe duda de que, en esta ocasión, se ha mejorado a comparación de sus anteriores trabajos y es que, con este aniversario, no se podía esperar menos. Los juegos de luces completan perfectamente cada uno de los números, dando un toque fascinante y siendo un elemento esencial en algunos de ellos, con colores fluorescentes y proyecciones luminosas a ritmo de tambores.

La interacción con el público se produce de manera continua, desde recursos como un original beatbox improvisado hasta la participación en una canción protagonista de uno de los números. El espectador no es un mero observador, sino que también forma parte de la resolución del espectáculo.

Una vez más, Mayumana demuestra que, partiendo del uso de objetos tan habituales como tubos, cajas o cubos de basura, podemos presenciar un verdadero despliegue de originalidad y magnetismo. Los amantes de la aventura y las fórmulas atípicas están de enhorabuena, porque esta cita, sin duda, es ineludible. Como los propios artistas hacen ver, el momento es ahora y nosotros tenemos el poder, la posibilidad de volver a disfrutar de tan gran espectáculo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario