lunes, 11 de noviembre de 2013

Kinépolis se llena de hobbits y elfos

EXTRA!

'En un agujero en el suelo...', así da comienzo la famoso novela de J.R.R. Tolkien que narra las aventuras en las que Bilbo Bolsón se hace con el anillo que cambia el curso de la historia en la Tierra Media.

Esto es algo que sabían todos los aficionados congregados en el evento fan que Warner y Kinépolis organizaron en los famosos cines de la capital, el pasado 4 de noviembre. Por delante, horas de entretenimiento y novedades sobre 'El Hobbit: La desolación de Smaug', la segunda entrega que cuenta la historia escrita por el escritor neozelandés, que llegará a los cines españoles el próximo 13 de diciembre.


Así, la tarde se convirtió en un viaje inesperado como el que vivió el famoso hobbit. Un photocall en el que los fanáticos del universo de Tolkien pudieron sentirse una estrella de cine, junto al visionado de la primera entrega de la trilogía, en 3D y en una sala de grandes dimensiones y, para acabar, conexión en directo con los puntos calientes del evento mundial. Desde Wellington (Nueva Zelanda), pudimos escuchar cómo se sentía el director, Peter Jackson, tras poner punto y final al rodaje de la saga que le ha cambiado la vida. Todo, como no, narrado al más puro estilo hobbit: con una taza en la mano y los pies descalzos.

Desde Nueva York, Orlando Bloom contó cómo será su regreso a la saga dando vida a un Légolas 50 años más joven. En la conexión con Los Ángeles, Evangeline Lilly, que saltó a la fama por su papel de Kate en la serie 'Perdidos', bromeó sobre su llegada al set de rodaje y su incorporación a la historia en el polémico personaje de la elfa guerrera Tauriel, que no forma parte de la obra original. Desde Londres, los fans pudieron preguntarle al actor que dio vida a GollumAndy Serkins, cuál de sus dos personalidades le resultó más complicado de interpretar.


Tras el ruego de Peter Jackson de no difundir ningún secreto, los allí presentes tuvimos el privilegio de disfrutar de 20 minutos en exclusiva del nuevo filme. Mucho no podemos desvelar: vimos unas espeluznantes telas de araña gigantes, barriles llenos de enanos y un ojo del temible dragón Smaug escondido entre un inmenso tesoro. ¿Podremos verle al completo el 13 de diciembre? Por el momento, lo que pudimos ver promete.


No hay comentarios:

Publicar un comentario