martes, 24 de diciembre de 2013

La emoción y ternura de 'Ismael'

EXTRA!

'Ismael' es la nueva película del director argentino Marcelo Piñeyro ('Kamchatka', 'El método'). Una producción con actores tan conocidos como Belén Rueda, Mario Casas y Juan Diego Botto que se estrena el miércoles 25 de diciembre como plato fuerte de la cartelera navideña por su temática tierna y familiar.

Un viaje en AVE de Madrid a Barcelona sirve de punto de partida de una historia que gira en torno a Ismael (Larsson Do Amaral), un niño negro de 10 años que se ha escapado de casa porque tiene la ilusión de conocer a su padre, Félix (Mario Casas). Con una carta dirigida a su madre, en cuyo remite figura una dirección, el pequeño se desplaza en su búsqueda hasta la Ciudad Condal.

Allí se encuentra con una perpleja abuela, Nora, interpretada por Belén Rueda, que aunque al principio es reacia a ello, le acaba llevando hasta la residencia actual de su hijo. Félix, aún asimilando que es padre tras años sin ser consciente de ello, intentará ganarse el cariño de un niño que ha cambiado su vida de un día a otro. Y no será ese el único reencuentro, ya que la madre, antiguo amor de Félix, saldrá en busca del pequeño para llevárselo de vuelta a la capital. Padre y abuela deberán hacer un hueco en su ajetreada vida para descubrir qué es más importante, si sus asuntos profesionales o su familia.


En la película prevalece la relación de Ismael con ambos progenitores sobre otros conflictos que se desarrollan de manera paralela, como la historia de amor de sus padres o los problemas personales del personaje interpretado por Mario Casas. Similitud en este sentido con 'Kamchatka', donde el peso también lo tiene un niño, aunque de forma más dramática.

Gran acierto la elección de Larsson Do Amaral, que despierta ternura en el espectador desde el primer minuto del metraje. Mario Casas se defiende en un papel distinto a los que ha hecho hasta el momento, interpretando a un padre maduro y responsable, no sólo de un hijo ya criado, sino también de sus adolescentes y problemáticos alumnos. Sergi López ('El laberinto del fauno') encarna uno de los mejores papeles secundarios de la producción, metiéndose en la piel del divertido casero y amigo de Félix que aporta el toque cómico al largometraje. Belén Rueda es la sorprendida abuela y Juan Diego Botto el padrastro de Ismael, pareja en la ficción de Ella Kweku, modelo que debuta en el cine con buena nota.

El resultado es una película que emociona por su simpatía, una apuesta potente que habla de la nostalgia, del tiempo perdido y de las ganas de recuperar la ilusión por aquello que aguarda en el interior de los protagonistas. Una cinta que no busca la lágrima del espectador y que deja con una una sensación dulce que la convierte en una elección acertada en esta época del año.


No hay comentarios:

Publicar un comentario