martes, 25 de febrero de 2014

Los mejores magos del mundo emocionan en el Price

EXTRA!

'Yo, de mayor, quiero ser un gran mago', asegura un niño vestido de forma elegante encargado de presentar el espectáculo 'Grandes Premios de la Magia' en el madrileño Teatro Circo Price. Se trata de la cuarta edición del Festival Internacional de Magia, dirigido por el ilusionista Jorge Blass.

Hasta que comienza la función, magos con chistera repartidos por todo el teatro amenizan la espera haciendo trucos sorprendentes a los asistentes. Una vez se inicia el espectáculo y, tras una breve introducción en la historia del ilusionismo, el potencial mago muestra al público sus referentes y cómo se esfuerza  por conseguir su propósito.

Los participantes son los últimos premios mundiales de magia, que se intercalan durante la representación para actuar. En algunos casos, repitiendo aparición pero con distintos números. La buena ambientación, tanto sonora como visual, se adecua a cada una de las actuaciones y ayuda a mantener el alto nivel de la producción.

Magic Unlimited es un trío holandés compuesto por dos hombres y una mujer cuya especialidad es hacer levitar objetos y sorprender con la desaparición, de manera divertida y con ritmo, de otros elementos. El prestidigitador español Charlie Mag entra en escena con una música enérgica que se acompasa a sus movimientos mientras hace surgir palomas de su misteriosa figura. La pareja estadounidense Scott y Muriel optan por la comedia en su número, con papeles de mago y azafata respectivamente, algo torpes, que no parece que vayan a realizar con acierto sus trucos.


El popular Jorge Blass, envuelto en música suave, destruye y recompone a su antojo una cuerda que, iluminada en la oscuridad, aumenta la sensación de misterio. El director del festival protagoniza momentos divertidos, con guiños a la actualidad, y realiza uno de los números más impresionantes.

Norbert Ferré, de origen francés, demuestra su capacidad para imitar sonidos con toques de comedia, así como su habilidad con las manos, jugando con tradicionales cartas y bolas, pero introduciendo un detalle sorpresa con el que deja al público boquiabierto. No podía faltar un payaso, el coreano Ted Kim. Con vistosos y coloridos elementos visuales sobre su uniforme y los objetos que le acompañan en escena, cautiva a niños y mayores. Una actuación llena de fantasía y cierta nostalgia para los adultos, que reconocerán rápidamente imágenes y sintonías.

La gala, que roza las dos horas de duración, tiene un ritmo ágil y mantiene la atención del público en todo momento. 'Grandes Premios de la Magia' permanecerá en cartel hasta el próximo 9 de marzo, convirtiéndose en una más que recomendable oportunidad para dejarse llevar por el poder de la ilusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario