viernes, 28 de marzo de 2014

La expresión del alma de Luz Casal

EXTRA! 

Su sonrisa irradia luz, un nombre que muy acertadamente le entregaron quienes poco se imaginaban, por aquel entonces, cuánto brillaría la que hoy está considerada una de las mejores voces de la música española. Luz Casal volvió a dejar constancia de su fuerza y talento, la noche del 27 de marzo, en un abarrotado Teatro Circo Price.

La ciudad de Madrid llevaba tiempo queriendo disfrutar de esa voz prodigiosa que se vuelve atropellada cuando expresa a su público cuánto le emocionan sus aplausos, su presencia y su fidelidad, tras más de 30 años de carrera profesional y cuatro millones de discos vendidos.

La artista gallega afrontaba en la capital la presentación de su último trabajo, 'Almas gemelas', lanzado a finales de noviembre de 2013, en el que le canta a la vida, a los que le rodean y a los golpes que ha sufrido en los últimos años. Poco después de las 21.00 h., salía al escenario entre aplausos con el tema que da título a su reciente disco, vestida con un elegantísimo vestido rojo con el que continuó embelesando a sus seguidores con 'Ella y yo', un durísimo canto al cáncer que enlazó con precisión con una preciosísima versión de la popular 'Entre mis recuerdos', tras la que sonaron los acordes de una de las composiciones más potentes del nuevo álbum, 'No me cuentes tu vida'

Precedido por 'Besaré el suelo', la compositora no tardó en retroceder en el tiempo para interpretar 'No me importa nada', que sigue sonando tan fresca, sentida y guerrera como cuando nació el tema, en 1989. Uno de los instantes más bellos de la velada fue la interpretación de 'Un nuevo día brillará', con un público que coreaba repetidamente ese Duel au soleil mientras la artista se emocionaba ante tanto cariño.


Entre un recuerdo en forma de medley de temas como 'Eres tú' y 'Un pedazo de cielo', llegó ese himno atemporal y rockero que es 'Loca', seguido por el bailable 'Rufino' con el que muchos se pusieron en pie por primera vez. El bolero 'Piensa en mí', de Agustín Lara, que Pedro Almodóvar eligió para la mítica 'Tacones Lejanos', sonó con una emoción que atravesaba el corazón de cualquiera que escuchase. Con este tema, precisamente, llegó la fama internacional de Luz, sobre todo en una Francia que se sigue rindiendo a sus pies cada vez que pisa territorio galo. 

No podía faltar en una noche tan especial la desgarradora 'Te dejé marchar', presente entre los últimos temas de la noche, con un público impactado, entre aplausos y lágrimas sentidas, ante una letra tan hermosa como intensa y conocida por varias generaciones.

La cita finalizó tras un desenlace protagonizado por 'Mala idea' y 'A 1000 kms', que concluyó con el público en pie como reconocimiento al trabajo, la entrega y la técnica de una mujer espontánea, tierna y luchadora. Si uno ama la música, hay que vivir el directo de Luz Casal alguna vez en la vida. No hay excusas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario