jueves, 27 de marzo de 2014

Un espectáculo de otro planeta

EXTRA!

Unos marcianos un tanto golfos aterrizan en plena Gran Vía madrileña para presentar 'A Marte Cabaret', un espectáculo lleno de música, humor guerrero, erotismo y acrobacias. A partir del jueves 27 de marzo, el Teatro Rialto se transforma en el club más gamberro de la ciudad con seres de otra galaxia.

La popular compañía Yllana dirige esta estrambótica función, con texto de Secun de la Rosa, conducida por Ángel Ruiz como el maestro de ceremonias encargado de abrir las mentes de los terrícolas asistentes, siendo un requisito indispensable dejarse llevar por el derroche de diversión y lujuria que se muestra. El gran showman consigue meterse al público en el bolsillo desde el primer momento. Sus chascarrillos oportunos, el sorprendente desparpajo que despliega sobre el escenario y la estupenda voz que presenta hacen que el indiscutible talento del actor brille con luz propia.

Pero, como era de esperar, 'el más marciano del universo' no llega solo a nuestro planeta. Dos extraños 'cazaufos', Fidel Fernández y Juan Ramos (miembros fundadores de Yllana), son los encargados de descubrir al espectador tan rocambolesco cabaret gracias a sus patosas travesuras. La tecnología más avanzada viene de la mano de un mayordomo androide de nombre impronunciable, al que cariñosamente llaman Arroba, interpretado por Luis Cao, mientras que Robótica (Reyes Ortega) se encarga por su parte de subir la temperatura en el teatro.

La caza-hombres, Vicky Tafalla, pone el punto sádico en la fiesta, metiéndose en la piel de un torbellino que, como indica el maestro, 'devora todo el esperma que haya a su paso'. Jenny Fernández es un exuberante híbrido entre mujer e insecto que muestra sus dotes con el pole dance en el aire y que, junto a los acróbatas plutonianos (Álex Arce y Fer Fernández), el joven equilibrista moldavo Iurie Basiul y el espectacular contorsionista Moussa, aportan un toque circense e innovador al cabaret.


Y qué sería de un show de tal magnitud si no estuvieran presentes las estrellas más famosas del universo, algo de lo que se encargan la fabulosa diva intergaláctica Elena Mora, que también otorga la nota candente de la noche con un divertido striptease, y el rebelde Capitán Sex, interpretado por un Víctor Massán que, con su pene-radar, busca vírgenes entre el público. El actor se atreve con un desnudo integral en el que se rocía con huevos y nata mientras canta intensamente lo mucho que se quiere. Todo un desfile de seres fuera de lo común acompañados siempre por el dúo galáctico de beat box Inon y Boaz Ben David.

El Teatro Rialto ha sido reformado para albergar tal despliegue imaginativo. El patio de butacas se convierte en un club lleno de mesas y sillas para tomar los mejores cocktails marcianos. Sin duda, la escenografía, iluminación y vestuario son los puntos clave del show, con una nave en forma de cuerpo femenino por cuya vagina entran y salen los protagonistas, con decenas de pequeñas luces que simulan estrellas que combinan con cada número.

Sensualidad, risas, glamour marciano y originalidad. Así es 'A Marte Cabaret', un montaje ineludible que no dejará indiferente a quien esté dispuesto a abrir su mente, ser seducido y, cómo no, abducido, porque, como dice el mismísimo maestro de ceremonias, 'sólo espero que cambiéis algún día, en vuestras manos está el hacerlo'.


No hay comentarios:

Publicar un comentario