viernes, 4 de julio de 2014

Los veranos olvidados

EXTRA!

Sabes que el verano ha irrumpido cuando el golpeteo de un balón contra el suelo, una cadena de bicicleta mal engrasada y las risas de unos niños se deslizan por la ventana. Las calles y los parques se llenan de aquellos que pueden disfrutar plenamente, sin la presión de las responsabilidades. El sonido es el primer elemento que anuncia el verano y bajo esta premisa comienza 'The kings of summer', la última película del director americano Jordan Vogt-Robertsque se estrena en las salas españolas este viernes 4 de julio.

La escena inicial dibuja de manera espléndida lo que supone esa estación para un grupo de adolescentes. A golpe rítmico de una cañería, mientras el sol se cuela entre la arboleda del bosque, tres amigos disfrutan sin más. Ese detalle, ese ruido que se irá repitiendo durante toda la película como su propio leitmotiv, refleja la llegada del verano y muestra quiénes son sus reyes.

El autor revive de una manera sublime el subgénero sobre la adolescencia contando la historia de Joe (Nick Robinson) y su mejor amigo Patrick (Gabriel Basso) desde el momento en que deciden dejar a un lado la apática vida con sus padres para refugiarse en el bosque. Por el camino encuentran a Biaggio (Moises Arias), un niño latino de lo más hilarante, con el que se embarcan en una aventura que les lleva a construir una casa en la que establecen sus propios muros y normas.


El guión de Chris Galletta es soberbio, tratando la adolescencia con gran realismo hasta trasladarla al largometraje como el reflejo de un cúmulo de contradicciones. El descubrimiento del amor y el desamor; la fuerza de la amistad y su fragilidad; la convicción de poder con todo y a la vez con nada; la huida de los adultos a la par que se lucha por ser uno de ellos; la ausencia de responsabilidades que acaban apareciendo por el camino. Todo ello, además, con un tono ligero y agradable que genera gran empatía con los personajes y ayuda a recordar momentos perdidos en la memoria.

Acompañando al texto, Ross Riege crea, a través de su fotografía, una atmósfera digna de cualquier buen recuerdo estival, haciendo uso de matices cálidos y la luminosidad suficiente para subrayar la aventura de los tres amigos, muy en la línea independiente de los últimos años.

'The kings of summer' es una película realizada con mucho mimo, algo que se nota en cada plano, en su banda sonora y en la fantástica actuación del reparto. Un film ágil, fresco y con buenas dosis de humor, impregnado de la típica melancolía adolescente. Una de las apuestas más recomendables que los cinéfilos encontrarán en la cartelera estival.

No hay comentarios:

Publicar un comentario