lunes, 26 de mayo de 2014

Plantas que remueven emociones

EXTRA!

Como una nuez que se abre en dos pedazos, 'Las plantas', de Pablo Messiez, incide en el marasmo del espectador hasta colocarlo en el terreno de las emociones. Esta intimista obra, de la que el argentino es autor y director, tendrá su última representación el domingo 1 de junio en el Centro de Nuevos Creadores de Madrid, dentro del ciclo dedicado al prestigioso autor.

El reto interpretativo de Estefanía de los Santos alude a los altibajos emocionales del personaje protagonista, único en la función, que la llevan a moverse de lo agrio a lo dulce en un corto espacio de tiempo. La actriz posee la suficiente maleabilidad sobre las tablas como para encarnar este papel, caracterizado por la inestabilidad emocional de una mujer que decide hablar a sus plantas para sentirse menos sola.

La soledad, la pena y la sociedad son los antagonistas de Alicia, una mujer que cada mañana busca el motivo por el que levantarse de la cama, aunque a veces no lo encuentre. Este personaje sufrido pero inocente, con sentido del humor, conecta con una parte de nosotros que con facilidad se tiende a esconder, representando lo que pensamos, sentimos y hacemos cuando nadie nos ve.


El montaje cuenta con una escenografía realista y cuidada, llena de plantas y objetos que no hacen más que describir al personaje. La dirección de Messiez destaca por la importancia otorgada a los detalles, esenciales en la producción y en la totalidad de su teatro. No es casualidad que el espectáculo comience con el 'Common people' de Pulp, cuyo estribillo insiste en preguntarse si de verdad queremos vivir como gente corriente, apelando a aquello que nos distingue a los unos de los otros.

El texto del creador argentino es un regalo para los oídos, un monólogo cargado de imágenes con vocación poética que no puede ocultar sus influencias lorquianas. La puesta en escena sorprende con recursos inesperados que dinamizan la función. El resultado, en la línea del director, configura un espectáculo libre, orgánico e instintivo que no deja indiferente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario