lunes, 23 de junio de 2014

La crisis de los 40 de 'El Monaguillo'

EXTRA! 

El pasado miércoles 18 de junio se estrenó en el Teatro Amaya 'La curva de la felicidad', una obra que ya se representó con éxito en el año 2005 protagonizada, en aquel momento, por el actor Pablo Carbonell. Esta vez, el personaje principal lo interpreta el cómico Sergio Fernández, conocido como 'El Monaguillo'en el que supone su debut en escena. La producción, escrita por Eduardo Galán y Pedro Gómez, estará en cartel hasta el próximo 27 de julio.

Quino, escritor y guionista de televisión, se siente perdido tras el abandono de Carmen, su novia hasta entonces. Los motivos de la ruptura los tiene grabados a fuego: 'por gordo y calvo'. Desde ese momento no levanta cabeza al sufrir una tremenda dependencia de su ex. Durante el trance van apareciendo diferentes personajes que tratan de consolarle y hacerle ver que puede salir adelante. Pero no será sólo ese el interés de sus visitantes, sino que también tratarán de convertirse en el mejor postor para comprar su casa, a la venta debido a la presión de su expareja. 

Jesús Cisneros interpreta a un hombre felizmente casado que presume de su buena fortuna y trata de ganarse a Quino con sus consejos y cercanía. Antonio Vico, procedente de una larga familia de actores, da vida al psicólogo que intenta encauzar la vida de Quino con sus conocimientos y técnicas profesionales, siendo uno de los puntos fuertes del montaje al arrancar carcajadas constantes entre el público. Josu Ormaetxe, que además dirige la obra, se mete en la piel del eterno soltero que disfruta yendo de flor en flor. Su filón para conseguir el piso es ser amigo y jefe de Quino.

El apartamento del protagonista es el único escenario en el que se desarrolla la acción, que transcurre durante 90 minutos. Con ironía y cierta amargura, los actores de esta comedia que lleva por subtítulo 'la crisis de los 40' encarnan esa etapa en la vida de cuatro hombres en la que se ansía una segunda juventud. Con sus propios problemas personales y sin perder la sonrisa, cada uno tratará de convencer al protagonista de que todo irá bien. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario