miércoles, 11 de junio de 2014

Una clase distinta de tuppersex

EXTRA! 

El término tuppersex provoca diferentes reacciones que van desde el pudor hasta el deseo por experimentar. Estas reuniones, rodeadas de expectación y curiosidad, se convierten en clases de aprendizaje y risas de complicidad. En el caso de 'Tuppersex', la producción creada por Edu Pericas, estrenada en el Nuevo Teatro Alcalá, las carcajadas son por mucho más que eso.

Pericas ha dirigido la comedia de éxito 'Confesiones de mujeres de 30', que también se representó en el mismo teatro, en la que tres amigas hablaban con frescura y desparpajo de sus problemas en general y de los hombres en particular. El director se atreve ahora con un montaje que ha sido un éxito en el Teatro Capitol de Barcelona y que divierte y mejora los conocimientos sexuales desde la perspectiva de dos mujeres muy distintas.

Cuando el espectador se sienta en la butaca se convierte en un asistente más a la clase para asesores de tuppersex de la empresa 'My secret flower'. Durante una hora y 20 minutos, los potenciales vendedores de juguetes eróticos presenciarán - a medias... - en qué consiste un proceso de formación de este tipo. La actriz Elena Fortuna es Laya, la coach encargada de impartir el curso. De aspecto recatado y sofisticado, se esfuerza por mostrarse natural y segura.


Carmen, o Mamen, como prefiere que la llamen es una peluquera de barrio interpretada por Gretel Stuyck que, para desconcierto de Laya, sustituye a la sexóloga que habitualmente colabora en la formación. Sus prácticas y peculiares objetos sexuales, así como su forma de expresarse, escandalizarán a la coach, trastocando el desarrollo de la clase.

Lo que empieza siendo una clase de formación corporativa, va evolucionando en un ambiente de distensión tal que llega a tratar los problemas afectivos y sexuales de las protagonistas. Un montaje repleto de situaciones disparatadas que se puede disfrutar en la capital hasta el próximo 6 de julio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario