sábado, 19 de julio de 2014

La melancolía sureña de Calexico

EXTRA! 

Jairo Zavala abrió con su proyecto Depedro la jornada del viernes 18 de junio en el Festival Cultura Inquieta. Lo hacía, pasadas las 21.00 h., acompañado de Lucas Álvarez  a la guitarra y Andrés Litwin a la batería. Su propuesta la componen temas llenos de esperanza y fuerza como 'Equivocado', con el que el público se vino arriba coreando un estribillo que reza aquello de 'decirles que no, que no van ganando'.

Preciosa versión de 'Llorona' de Chavela Vargas la que la banda se marcó en Getafe, dedicatoria a la mujer de Zavala incluida. Composiciones como 'El pescador' dejaron disfrutar de los matices hipnóticos de la voz del cantautor de Aluche, que se despidió del albero tras una hora de actuación que se cerró con 'Comanche'.

La mítica banda del noroeste de los Estados Unidos, The Sonics, salía al escenario del festival a las 22.30 h. tras una breve presentación que daba paso a las guitarras, el bajo, la batería y el teclado de una de las formaciones más esperadas de la quinta edición de Cultura Inquieta.

El grupo deslumbró con temas como 'Be a woman', 'I got your number (666)' y 'Money' en una actuación en la que las guitarras sonaron a gloria bendita. A pesar de los fallos de sonido al final del concierto, la vitalidad y talento que desprenden convirtió su concierto en uno de los más aplaudidos de esta edición.


Calexico salió a demostrar sus dotes acompañados del vocalista de DepedroJairo Zabala, que volvió al escenario para cantar y tocar la guitarra junto al grupo estadounidense. Abrieron su actuación con 'Epic', ese prodigio que también inicia 'Algiers', su último trabajo, cuya portada servía de imagen de fondo durante el concierto.

Se atrevieron a versionar 'Love will tear us appart' de Joy Division y 'Bigmouth strikes again' de The Smiths, dos elecciones que el público aplaudió y coreó mientras llegaba el que sin duda fue el tema de la noche: 'Alone again or', su composición más conocida.

El grupo liderado por Joey Burns y John Convertino cantó en castellano en un encuentro que reunió rock, country, sonidos latinos y esos arreglos entre preciosistas y melancólicos que les caracterizan y han convertido en un grupo de referencia que retoma ese placer, a veces olvidado, de contar historias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario