martes, 26 de agosto de 2014

Contundencia en la pista y buena energía en las gradas

EXTRA!

El ambiente festivo se adueñó del Palacio de los Deportes de Madrid, el pasado lunes 25 de agosto, en el último partido amistoso que cerró la ronda previa de la Copa del Mundo de Baloncesto. El público pudo disfrutar de una España invicta que pasó por encima de una Argentina apabullada que no tuvo nada que hacer desde el primer cuarto y que tardó cuatro minutos en anotar su primer tanto. Los hermanos Gasol e Ibaka deslumbraron, mientras que los aficionados se convirtieron en una gran ola roja que recorrió el estadio en repetidas ocasiones mientras coreaban el nombre del jugador congoleño.

Así, el combinado al mando del seleccionador español de baloncesto, Juan Antonio Orenga, se presentó con los deberes hechos, tras lo que sólo queda consolidar esta espectacular ronda previa con una victoria en los próximos partidos. El seleccionador prefirió dar un descanso a Rudy Fernández, Felipe Reyes y Álex Abrines para que se encontrasen en perfectas condiciones físicas cuando la competición arranque. Todo quedó a punto para dar el pistoletazo de salida al Mundial de Baloncesto, que se celebrará en varias ciudades españolas hasta el próximo 14 septiembre. 

España no pudo mostrarse mejor preparada, trasladando la motivación y el optimismo a las gradas, desde donde se pudo disfrutar de una experiencia única: carreras de última hora para encontrar los asientos tras las largas colas de acceso al recinto, risas, bromas, nerviosismo, camisetas y bufandas de la selección por doquier y, sobre todo, rojo, mucho rojo. El rojo de la valentía y de la emoción de unos jugadores ante el reto que les aguarda durante las próximas semanas, algo que se contagió al público que acudió al evento sabiendo que, al menos en este partido, se venía a disfrutar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario