viernes, 5 de septiembre de 2014

El musical de Clint Eastwood

EXTRA! 

Sus canciones forman parte de la banda sonora de la América de los 60 y sus rostros fueron los más conocidos en el mundo anglosajón hasta la aparición de The Beatles. El oscarizado director Clint Eastwood dirige 'Jersey Boys', el biopic musical que se estrena en salas españolas el viernes 5 de septiembre contando la historia de los cuatro jóvenes de los barrios bajos de Nueva Jersey que formaron el emblemático grupo The Four Seasons.

A sus 84 años, uno de los directores más importantes del cine estadounidense decidió rodar el largometraje musical que adapta al cine el espectáculo homónimo ganador de un premio Tony. Tres años después de su última película, 'J.Edgar'Eastwood dirige con buen pulso una cinta amable, elegante y bien documentada en la que se realiza un desarrollo perfecto de los personajes con la ayuda del guionista de 'Annie Hall', Marshall Brickman, tras la que sin embargo cuesta imaginarse al director de 'Million Dollar Baby' o 'Sin Perdón'.

La producción muestra el auge y declive del grupo que popularizó temas como 'Sherry', 'Big girls don’t cry' y 'Walk like a man', que décadas después se harían conocidas para las nuevas generaciones gracias a la producción que lleva ocho años en el August Wilson Theatre de Manhattan. No sorprende, por tanto, que el director recurra a los actores reales del musical de Broadway, entre los que destaca John Lloyd Young en el papel del alma y la cara más visible del grupo, Frankie Valli, con su distintivo falsete.


Al compositor de la banda, Bob Gaudio, lo interpreta el actor Erich Bergen, mientras que Michael Lomenda vuelve a meterse en la piel del introvertido Nick Massi tras ser reclutado por el mismo director tras una función del musical en San Francisco. Vincent Piazza, por su parte, encarna al ambicioso Tammy Devito, más torpe que sus compañeros en las escenas musicales pero con gran talento en las partes más oscuras. Sorprende ver a los cuatro actores cantando igual que el grupo que interpretan. Entre los secundarios destacan el célebre Christopher Walken, como capo de la zona y padrino del grupo, y una carismática Renée Marino en el papel de Mary Delgado, la mujer de Valli.

La cinta, que cuenta con un brillante trabajo del director de fotografía nominado a un Oscar Tom Stern, hace uso del recurso del narrador protagonista, atravesando la pantalla desde el principio de la película en un ejercicio que recuerda el origen teatral del metraje, como también lo hace el número apoteósico de 'Oh what a night' en los créditos finales. Falla, eso sí, el uso del maquillaje en uno de los momentos más esperados de la historia, cuando el grupo se reencuentra en 1990 para celebrar su inclusión en el Salón de la Fama del Rock. Más que envejecidos, los actores parecen irrisorios en su caracterización, rompiendo la emoción del instante.

Distribuida por Warner, 'Jersey Boys' es una película en la que se adivina que las intenciones de Clint Eastwood no van más allá de divertirse y entregar al público una obra rebosante de alegría, dolor, música y recuerdos en la que resulta esencial el trabajo de diseño de vestuario de Deborah Hopper. Una producción con melodías pegadizas que rememora la historia de unos chicos que pasaron de mendigos a millonarios revolucionando las listas musicales y dejando huella en la historia de la música. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario