viernes, 5 de diciembre de 2014

El mago en busca de la lógica

EXTRA!

No todo en esta vida es racional. Hay hechos que pueden estar dotados de encanto y de cierto colorido que proporcionan a nuestra mente una visión eufórica de la realidad. Esa exquisitez volcada en las pequeñas cosas del día a día, en los sentimientos que surgen de forma inexplicable, nos lleva al último trabajo del famoso director neoyorquino Woody Allen que, como cada año, nos invita a disfrutar de su estilizado ingenio. 'Magia a la luz de la luna' es una sofisticada comedia romántica que llega a la cartelera española este viernes 5 de diciembre.

Ambientada en la Francia de los años 20, la historia gira en torno a Stanley Crawford (Colin Firth), un arrogante y racional mago inglés que realiza espectáculos bajo el pseudónimo del ilusionista chino Wei Ling Soo. Su amigo le invita a pasar unos días en la Costa Azul para poder desenmascarar a Sophie (Emma Stone), una médium que tiene encandilada a una familia de la aristocracia.

La química entre ambos actores es uno de los puntos fuertes de la película. Firth borda su papel como hombre neurótico e irónico provisto de la típica elegancia británica. Su expresividad y comicidad verbal provocan verdaderas sonrisas, mientras que su compañera de reparto, Stone, se desenvuelve con una notable naturalidad y desparpajo interpretando a una mujer valiente, aventurera y algo atípica. Junto a ellos destacan Eileen Atkins (Tía Vanessa), que protagoniza los mejores diálogos junto al cínico Stanley, aún así tan desaprovechada como las actrices Marcia Gay Harden (Mrs. Baker) y Jackie Weaver (Grace Catledge).


Como era de esperar, Allen deja su sello en personajes maniáticos, tramas cargadas de humor inteligente y alguna que otra reflexión moral. De nuevo nos encontramos ante un trabajo con pocas sorpresas, aunque a estas alturas parezca una labor complicada teniendo en cuenta la extensa filmografía de un cineasta que cuenta con varios largometrajes fallidos en los últimos años. Sin embargo, su relato sobre la fe en lo irracional nos deja momentos agradables, pese a lo previsible del desenlace.

Su mayor belleza reside en la decisión de haber sido rodada en 35 milímetros y en la labor fotográfica del director iraní Darius Khondji, colaborador habitual del director. La costa francesa luce en todo su esplendor gracias a la saturación de sus colores, que se funden con los tonos cálidos de la glamourosa aristocracia de la época, cuyo vestuario ha sido confeccionado por la diseñadora española Sonia Grande. No obstante, el verdadero encanto es transmitido por una fantástica banda sonora con temas que van desde compositores clásicos como Stravinsky o Beethoven hasta el exquisito jazz de Cole Porter o Rodgers & Hart.

Con esta, ya son 49 las películas con las que Woody Allen cuenta en su filmografía. 'Magia a la luz de la luna' no es de sus mejores trabajos, pero logra arrancar alguna que otra sonrisa y hace reflexionar, algo complicado de hallar en las comedias románticas habituales. A veces es bueno dejarse llevar por la magia que el mundo nos ofrece.


No hay comentarios:

Publicar un comentario