lunes, 22 de diciembre de 2014

Gastronomía callejera de autor

EXTRA!

El frío invernal no es suficiente para acallar la ilusión dibujada en los rincones de la capital. La Navidad ha llegado a Madrid y se ha instalado en sus calles en forma de mercadillos artesanales, villancicos improvisados y luces nocturnas. El chocolate caliente sigue siendo el refugio de las manos heladas y las colas para comprar un décimo de lotería resuenan en los telediarios.

Mientras tanto, el único mercado gastronómico callejero de la capital, MadrEAT, se sumó a la lista de planes imprescindibles del pasado fin de semana, como cada tercer sábado y domingo del mes, con su exquisita propuesta. Construyendo un recorrido a través de la cocina nacional e internacional, el espacio ofrece a los visitantes una hilera de caravanas en la que poder degustar diferentes creaciones artesanales.

Centrándose especialmente en el producto mediterráneo, el evento ofrece la posibilidad de degustar unas selectas tapas, beber la cerveza artesana más conocida de la capital o catar el sabor de nuevos vinos. Desde la exquisitez de los nuevos dulces hasta la tradición de las creperías francesas, la oferta se conjuga como una trayectoria a través del tiempo, los sabores y las texturas. 

La organización situó esta edición del evento en plena plaza Pablo Ruiz Picasso de Azca, distribuyendo los puestos de manera estratégica y espaciosa. Apostando por una nueva forma de consumo, MadrEAT ofrece un espacio central al aire libre en el que disfrutar de las consumiciones desde las 12 de la mañana hasta la medianoche del sábado; domingo hasta las 6 de la tarde.


Ambientada con los acordes musicales de una exquisita selección internacional, la feria se vio iluminada por el sol invernal y la cantidad de comensales que decidieron probar la cada vez más extendida costumbre del food truck. Cocineros de autor y chefs reconocidos a nivel internacional, como el estrella Michelín Iván Domínguez, de Alborada, aprovecharon la oportunidad de visibilizar sus marcas gracias a la cercanía que ofrece la práctica americana de la cocina sobre ruedas.

Innovando con croquetas de tinta de calamar, patatas de corte ancho, sándwiches argentinos y vinos balsámicos o afrutados, la feria va añadiendo nuevos asociados (de 31 a 45 puestos en esta segunda edición) que aprovechan la oportunidad de dar a conocer su producto. La Trastienda, Cervezas La Virgen, El Kiosko, Qubél & Kabuki y Toma Café son algunos de los nombres que forman parte de la oferta disponible.

MadrEAT se convierte así en una cita muy recomendable que reúne a pequeños emprendedores y grandes chefs que optan por trasladar su cocina a pie de calle, acercándose a los clientes y brindando la oportunidad de hacer un viaje gastronómico a través de culturas y sabores. Pese a que la propuesta se aleje de la premisa inicial de precios asequibles, la feria se convierte en un vaivén de música, gastronomía y buen ambiente digna de visita para cualquier transeúnte curioso que decida iluminar su día.


No hay comentarios:

Publicar un comentario