lunes, 1 de diciembre de 2014

La crudeza desenfrenada de El Columpio Asesino

EXTRA!

El auge de los grupos independientes nacionales es un hecho innegable en el panorama musical español de los últimos años. Eso lo sabe bien El Columpio Asesino, que tras el sold out del pasado 14 de noviembre en la Sala But de la capital, repitió directo el 28 del mismo mes, esta vez teloneados por Trajano!, que calentó la noche con los temas de 'Antropología'.

El quinto disco de los pamploneses, 'Ballenas muertas en San Sebastián', se convirtió en protagonista de un repertorio con importantes dosis electrónicas que arrancó con 'Babel' entre un considerable despliegue de luces que se impuso durante toda la actuación. Poco después aparecía La China Patino de Cycle dejándose la piel sobre el escenario con 'La lombriz de tu cuello'.


Aunque es innegable que el trío conformado por 'Diamantes', 'Perlas' y la bailadísima 'Toro' son las piezas clave de toda actuación de la banda, el grupo mantiene sonriente y en constante movimiento a sus seguidores, que vibran con el synthpunk frenético que les caracteriza entre mensajes crípticos y ritmos desquiciados. El guitarrista de León Benavente, Luis Rodríguez, acompañó a la formación en la interpretación de ese himno en el que se ha convertido 'Toro', tema más celebrado de la cita.



Más tarde, ya en los bises, el vocalista de León Benavente, Abraham Boba, se subió al escenario mientras el grupo amenazaba con dejar rendido a más de uno con canciones como 'Corazón anguloso', 'La marca en nuestra frente es la de Caín' y 'Un arpón de grillos'. Los sintetizadores suenan más potentes que nunca mientras las voces de Álbaro Arizaleta y Cristina Martínez se turnan para hacer vibrar a todos los presentes.


Es prácticamente imposible quedar indiferente ante el frenesí que El Columpio Asesino lleva transmitiendo con su música desde 1999, tiempo durante el que la banda ha sabido jugar bien sus cartas, conjugando provocación y surrealismo en sus trabajos de estudio. El ímpetu con el que sacuden por igual grandes festivales que salas de toda la geografía española les convierte en una apuesta a caballo ganador con la que liberar adrenalina mientras se grita contra la crisis del sistema entre crudas metáforas que claman por una más que necesaria solución.

Los agradecimientos de Cristina al público fiel de la banda dieron paso a un cierre protagonizado por 'Floto' y el sonido punk minimalista de una formación que tiene en el eclecticismo una de las claves de su éxito. Muy equivocados están los que les juzgan como carne de un one-hit wonder con una discografía tan interesante como experimental.




1 comentario:

  1. Juicios sin valor el de la gente que no entiende la esencia de El Columpio Asesino y solo les valoran por el hit "Toro".O te gustan o no te gustan,aqui no hay término medio.Verles en directo es una sensación brutal equiparable a sentir un puñetazo en la barriga.La crudeza de su directo es a mi sentir,ya que les he visto,lo que te engancha de este grupo.Sensacionales!

    ResponderEliminar