Tu medio digital sobre ocio y cultura se queda en casa

martes, 17 de febrero de 2015

La otra mitad del cuadro

EXTRA!

A modo de homenaje por los 30 años de activismo del colectivo que reivindica el papel de la mujer en el mundo del arte, Guerrilla Girls, la Nave 16 de Matadero Madrid acoge una retrospectiva que reúne la práctica totalidad de sus trabajos e invita a los visitantes a la reflexión hasta el próximo 26 de abril. La muestra, comisariada por Xabier Arakistain, cuenta con más de 70 carteles de gran formato, libros, notas y otros documentos como el audiovisual 'Guerrillas in Our Midst', realizado por Amy Harrison en 1992. 

Todo comenzó en 1985. Frente al MoMA de Nueva York, un grupo de mujeres con máscaras de gorila (como símbolo del dominio masculino y fonéticamente parecido a guerrilla en inglés) y nombres de mujeres insignes ya fallecidas se manifestaron para concienciar de la discriminación que las mujeres artistas experimentaban con la aprobación de autoridades e instituciones culturales y sociales. Nadie sacó a la luz sus nombres, pero el mensaje sigue resonando en nuestros tiempos con la misma vigencia, rebeldía e ironía que por aquel entonces.

Guerrilla Girls transmiten y demuestran con numerosos datos (todos ellos en inglés, eso sí, puesto que los objetos de la exposición son los originales del colectivo) lo lejos que está el mundo artístico de alcanzar cierta igualdad pese a la vanguardia y modernidad que promulga, situándose muy por detrás de otras esferas sociales. Como reza uno de los carteles de la muestra, 'hasta el Senado de Estados Unidos es más progresista que Hollywood. Senadoras 14%. Directoras de cine 4%'.


La ironía recorre cada una de las piezas de un colectivo que protesta por el exceso de desnudos femeninos en los museos, algo que contrasta con el número de mujeres artistas que firman las obras: '¿tienen que estar desnudas las mujeres para formar parte del Museo Metropolitano de Nueva York? Menos del 5% de los artistas expuestos en las secciones de arte moderno son mujeres, pero el 85% de los desnudos son femeninos'También reflexionan sobre el aborto, la doble discriminación que sufren las mujeres de raza negra y sobre cómo la mayoría de críticos son hombres que se dedican a escribir sobre otros hombres.

En uno de los carteles describen con grandes dosis de esa acidez que les caracteriza las 'grandes ventajas' de ser mujer y dedicarse al arte, como trabajar sin la presión del éxito, tener la oportunidad de escoger entre tu carrera o la maternidad, estar segura de que cualquiera que sea el arte que una mujer realice será señalado como femenino o la inclusión de su nombre en revisiones de la historia del arte.

Una propuesta provocadora y reflexiva organizada por Alhóndiga Bilbao que invita a un debate que por desgracia continúa siendo necesario en la actualidad. Guerrilla Girls lanzan un grito al mundo para que se ponga remedio a la discriminación y evitemos quedarnos sin apreciar esa otra mitad del cuadro que sólo las mujeres y las minorías pueden mostrar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario