lunes, 2 de marzo de 2015

Antiguo pero moderno

EXTRA!

El dúo formado por Carlos Ballesteros y Genís Segarra, Hidrogenesse, celebró sus 15 años en el mundo de la música el pasado sábado 28 de febrero en Ochoymedio, donde ofreció un concierto lleno de energía, melodías pegadizas y la ironía que les caracteriza. La cita en la sala madrileña sirvió para presentar los temas de 'Roma' sin olvidarse de grandes clásicos como 'No hay nada más triste que lo tuyo'.

La noche comenzó con la minimalista actuación de Espanto como teloneros. A pesar de las letras ingeniosas y de la presencia de algún que otro seguidor que cantó y bailó temas como 'Jagger y Richards' y 'Panteras', se notaba a quién había venido a ver el público, con una sala abarrotada y expectante ante el hombre de barro de la banda barcelonesa.

Ballesteros y Segarra salieron al escenario anunciando el número de canciones y la duración aproximada de una actuación repleta de extravagantes proyecciones que combinaban perfectamente con los atuendos de la banda: Genís con un mono color carne y Carlos con gorra y pantalón corto con estampado de ladrillos.

'Siglo XIX' abrió un repertorio con el que el público bailó con ganas la mayor parte del último trabajo de un grupo antiguo pero moderno que constituye una de las propuestas más interesantes del panorama independiente español de la actualidad, que por momentos recuerda por su sentido del humor a la famosa banda en la que Genís Segarra se encarga de teclados y programaciones, Astrud, y al subnopop de Ojete Calor.


'Dos tontos muy tontos' y 'Los perezosos' dejaron paso a 'El hombre de barro', con todos los presentes bailando en una sala que demostró un sonido decente para un directo propio de grandes bandas en el que también hubo tiempo para el disco dedicado a la vida y obra del científico Alan Turing, 'Un dígito binario dudoso', a través de esa genialidad titulada 'Christopher', que en vivo contó con una genial dramatización coreada por el público.

En 'A los viejos' reivindicaron el valor de lo antiguo al ritmo de sonido de videojuego prehistórico para más adelante alcanzar el momento cumbre de la noche con 'Disfraz de tigre', uno de los mayores himnos del grupo. No faltaron las menciones a ídolos como Elizabeth Taylor o Terenci Moix entre un synth pop que levantaría a los muertos.

En los bises rememoraron 'Vuelve conmigo a Italia (Bestiola)' mientras un público de todas las edades se entregó por completo a la reivindicación de lo antiguo, la rebeldía ante las modas y el sonido caótico con ecos del house de los 90 y el pop de los 80 de un grupo poco convencional.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario