martes, 26 de mayo de 2015

Cuernos con poca malicia

NOCTURNA 2015


El Festival Internacional de Cine Fantástico de Madrid, Nocturna, inauguró su tercera edición el pasado lunes 25 de mayo con el último trabajo del director francés Alexandre Aja, 'Horns', que llegará a las salas españolas el próximo 5 de junio. Un largometraje que parte de una atractiva y original idea con el actor británico Daniel Radcliffe al frente. A base de pinceladas de humor macabro se desarrolla un thriller en el que el protagonista, Ig Perrish, es culpado por todo el pueblo del asesinato de su novia, Merrin (Juno Temple), de quien estuvo enamorado desde la infancia y con una relación idílica a punto de acabar en matrimonio. Tras una noche de borrachera en el primer aniversario de su muerte, Ig despierta y ve que le están saliendo cuernos. Su nuevo 'don' hace que las personas no se extrañen de la nueva imagen del joven y, además, consigue que sean sinceras con él, por lo que verá una oportunidad para demostrar su inocencia y buscar al culpable.

El guionista neoyorquino Keith Bunin se centró en la novela del escritor estadounidense Joe Hill, 'Cuernos' (2010), para presentar una historia cercana a la serie b que, en manos de Aja, apuntaba a un proyecto de lo más desvergonzado. El cineasta, que abrió las puertas a un nuevo cine de terror en Francia, nos había acostumbrado a grandes obras que fallaban en su desarrollo pero que encandilaban al público. En sus dos horas de metraje, 'Horns' combina intriga, comedia, romance, drama, horror y ciertos toques de gore en un interesante híbrido al que le faltan más dosis gamberras de las que tanto gustan al autor.

Había muchas esperanzas puestas en esta nueva producción del cineasta. Algo más contenida que sus anteriores trabajos, la película cuenta con una narración que parece postrarse a los pies de la trama romántica, dejándonos con ganas de venganza, humor negro y, sobre todo, sangre. Esa falta de malicia genera cierta irregularidad en un ritmo que se paraliza con las elipsis que presentan la relación idílica entre la pareja, en la que el director se detiene demasiado. También hay cabida para una ácida crítica a los medios de comunicación que ejercen su propio juicio en cuanto se hace público un delito, acosando aquí al protagonista incluso antes de que se entere de que su pueblo le considera culpable del asesinato.


En cuanto a Radcliffe, desde que la saga de Harry Potter finalizó parece estar buscándose a sí mismo y ver cuáles son sus límites y virtudes. Poco a poco vamos olvidando su mítico papel como mago para verlo como el actor que es. En 'Horns' no recordaremos sus orígenes, puesto que su interpretación es impoluta, dejando bien claro que su encasillamiento tiene los días contados. Meticuloso a la hora de adoptar acento estadounidense, se muestra enormemente carismático en un papel con doble cara, una romántica y otra vengativa, que consigue adaptar a la perfección hasta convertirse en uno de los puntos fuertes del largometraje. Con una trayectoria directa al estrellato, Temple pasa totalmente desapercibida, por lo que de poco servirá en su carrera esta producción.

La selección musical es excepcional, con temas que van desde el mítico 'Heroes' de David Bowie hasta el 'Where is my mind?' de The Pixies, pasando por el potente 'Personal Jesus' de Marilyn Manson, aportando personalidad a cada escena. Aja intenta no abusar de los efectos especiales al tener un presupuesto algo ajustado sin que el resultado peque de mediocridad, siendo elegante y atractivo.

'Horns' es una propuesta con cierto encanto y algo de diversión, sin llegar a ser el mejor trabajo del director. Aunque esto tal vez ocurra por su reciente inmersión en Hollywood, lo cierto es que nos deja con ganas de más. Esperemos que su próximo proyecto nos devuelva la maldad que le hace único.


No hay comentarios:

Publicar un comentario