jueves, 14 de mayo de 2015

El secreto de la santidad

EXTRA! 

Aunque su nombre llevaba sonando con anterioridad y sus temas ya emocionaban en salas de medio aforo, lo cierto es que fue en 2009 cuando su voz comenzó a formar parte de la vida de miles de personas, año en el que 'Merezco' se convirtió en la canción oficial de la Vuelta Ciclista a España. Apoyada por Carlos Jean y Ricky Falkner, junto a una gran discográfica de la que no tardaría en desvincularse, Zahara había llegado para quedarse.

Desde ese momento hasta la noche del miércoles 13 de mayo de 2015, cuando se celebró el concierto en el madrileño Teatro Lara que venimos a reseñar, la de Úbeda ha lanzado tres discos en los que su música ha experimentado una evolución que pocas solistas femeninas españolas han protagonizado en los últimos años.

De los temas dulces de 'La fabulosa historia de…' saltó a la tristeza en 'La pareja tóxica' hasta lanzar este mes de abril 'Santa', álbum autoproducido junto a Sergio Sastre (Miss Caffeina) en el que las referencias y los sonidos psicodélicos dejan ver a una artista más libre, sin imposiciones empresariales ni losas emocionales, que lo mismo baila como una loca en 'Caída libre' como rockea en 'Rey de reyes', dos de los temas más potentes de su último trabajo.


Pasadas las 22.30 h., un Teatro Lara lleno hasta los topes recibió con vítores a la cantautora andaluza, que comenzó con 'La gracia', canción que abre el nuevo álbum con sorprendentes orquestaciones para más tarde adentrarse en la intensidad de 'El deshielo', soberbia en directo gracias al trabajo de la banda que acompaña a la artista.

Tan cercana a su público como de costumbre, compartió escenario con el vocalista de Miss Caffeina en una versión deliciosa de 'El frío', en la que se puede comprobar la sobresaliente capacidad compositora que comparte con su tío, el maestro Joaquín Sabina. Hubo tiempo para retomar temas de su anterior trabajo, como 'El universo' y 'Leñador y la Mujer América', para contar la anécdota que vivió en un tren con Yola Berrocal antes de venirse arriba con la genial 'Caída libre' y para interpretar lejos del micrófono ese himno genracional llamado 'Lucha de gigantes' que su legión de seguidores agradece siempre que interpreta.

El misticismo de 'Inmaculada decepción' dio paso al tema dedicado a 'Donde viven los monstruos', tan eléctrico como 'Crash', quizá el corte más magnético del nuevo álbum por su potente base, a lo que se une una producción que en estudio convence y en directo fascina. Pasada la medianoche, la jienense se despidió con 'Tú me llevas', dejando la impresión entre todos los presentes de que cada paso que ha dado hasta la actualidad ha servido para enriquecer una carrera a la que nadie debería perder de vista. Sabemos de alguien que no le tiene miedo miedo a las alturas.


1 comentario: