lunes, 7 de marzo de 2016

Orgía fantástica en el Cine de la Prensa

EXTRA! 

Del jueves 3 al domingo 6 de marzo, el Cine de la Prensa de Madrid acogió la decimotercera edición de la Muestra Syfy de Cine Fantástico, una cita clásica para los amantes del cine de género que, año tras año, llenan las salas de un evento que tiene en sus entradas económicas (4 euros la sesión) y en su ambiente festivo algunas de las claves del éxito que la han convertido en una fecha a señalar en rojo en la agenda de cientos de personas. Más de 20 sesiones coparon una edición que volvió a ser presentada por la actriz y directora española Leticia Dolera, musa de los asistentes más fieles. Así fueron algunos de los títulos que se proyectaron:

Una inquietante 'La invitación', de la directora neoyorkina Karyn Kusama, y última gran vencedora del Festival de Sitges, sirvió de película de inauguración. La  historia arranca con un grupo de viejos amigos que se reúne después de un largo tiempo sin verse, tras un hecho traumático vivido por dos de ellos, pareja por aquel entonces. Hasta aquí, la historia no puede evitar traer a la mente del espectador la aclamada 'Coherence' que la muestra trajo a la capital en 2014. Sin embargo, 'La invitación' va adquiriendo su propia personalidad al despojarse del elemento fantástico. Pese a la previsibilidad del argumento, la película dejó satisfecho al público gracias a una atmósfera opresiva y a un final impactante que encaja perfectamente en la lógica del film.

La única película española presente en la muestra fue 'Vulcania', que se estrenó el mismo viernes en la cartelera española. Actores como Aura Garrido, Miquel Fernández y Ginés García Millán presentaron la cinta junto al director. La ópera prima de José Skaf transcurre sin localización ni tiempo concreto en una civilización metalúrgica formada por dos grupos de ciudadanos que conviven sin relacionarse bajo un orden establecido, acatado con resignación, donde nadie se pregunta qué hay más allá de las fronteras. Un accidente mortal con miembros de ambas sociedades desencadena una historia lenta hasta la extenuación que no consigue transmitir ni la tensión ni el misterio que prometía, pecando de moderación hasta desaprovechar un gran reparto.

Aparentemente, la surcoreana 'Guest (The piper)' es una inocente película de terror basada en el popular cuento 'El flautista de Hamelín', con caras conocidas del cine asiático. Woo-Ryong (Ryu Seung-Ryong) y su hijo caminan hacia Seúl con la esperanza de que el pequeño sea curado de tuberculosis por un prestigioso médico estadounidense. A mitad del recorrido descubren una agradable aldea infestada de ratas. Woo-Ryong no dudará en utilizar su flauta para ayudar a tan hospitalarios vecinos, pero la traición acabará alimentando las ansias de venganza, convirtiendo la popular historia en un crudo relato con un desenlace inesperadamente retorcido. Su trama pausada al estilo asiático logra entretener durante las dos horas de metraje.


En la sesión extra del sábado, la muestra presentó la curiosa y delirante 'La chica satélite y el chico vaca', del también coreano Chang Hyung-yun, reconocida en el Festival de Sitges 2014 como mejor película de animación. Llena de humor absurdo y situaciones surrealistas, la historia se centra en el romance entre un satélite a punto de dejar de funcionar que cae a la Tierra transformado en chica, Ilo, y un joven músico que acaba convertido en vaca al sufrir un desengaño amoroso, Joon. Tras ellos, un asesino y un incinerador que quiere quemarlo todo. De su lado, el Mago Merlín convertido en rollo de papel higiénico. Una de las grandes obras de la animación coreana, peculiar y con un sentido del humor propio, sacó sonrisas entre los asistentes sin poder evitar ciertos referentes al reconocido director japonés Hayao Miyazaki.

Premiada en Sitges con el galardón a mejor director, la americana 'Bone Tomahawk' llenaba las tres salas del Cine de la Prensa con una mezcla de géneros dirigida y guionizada por un debutante S. Craig Zahler. Interpretada magistralmente por actores como Kurt Russell, Patrick Wilson, Matthew Fox, Lili Simmons y Richard Jenkins, la trama muestra la búsqueda por parte de un sheriff y su séquito de una mujer desaparecida en una historia en la que el western, las aventuras y el gore comparten escenario. Una dirección y fotografía exquisitas contrastan con una duración excesiva y algún diálogo insustancial que restan valor -sin llegar a eclipsar- a un proyecto valiente con escenas de impacto.

Leticia Dolera despidió la decimotercera edición de la muestra dando paso a 'High-Rise', de Ben Weathly. La actriz no pudo estar más acertada al mencionar su parecido con 'Rompenieves (Snowpiercer)', aunque se olvidó de grandes clásicos como 'El ángel exterminador' y 'La naranja mecánica', entre otras muchas reminiscencias del largometraje inglés. En plena década de los 70, la construcción de unos grandes rascacielos ofrece una utópica convivencia que, poco a poco, se verá alterada hasta la paranoia. Un comedido Tom Hiddleston protagoniza lo que podría haber sido un fantástico thriller psicológico que desespera al espectador durante sus dos horas de duración. Efectos experimentales, preciosismo estético y grandes actuaciones naufragan en el exceso de una cinta fallida basada en una novela del escritor inglés J.G. Ballard.

Así se cerraba una muestra que cada vez gana más adeptos mientras sigue apostando por la versión original subtitulada, por algunos títulos que difícilmente llegarán a la cartelera española y por el ambiente desenfadado que va desde el papel de Dolera hasta el de unos espectadores que comentan en alto, aplauden cada aparición de la luna en pantalla y ríen a carcajadas. Aunque los hay que abandonan la sala con delirios de grandeza más propios de Cannes que de un evento de este tipo, las particularidades de la Muestra Syfy prometen volver el próximo año. Quien entra en el juego, repite seguro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario