viernes, 6 de mayo de 2016

Segundas oportunidades

EXTRA!

Qué fácil sería todo si se pudiera volver al pasado para corregir ciertos errores o repetir situaciones hasta conseguir el resultado que uno desea. Con esta premisa, el afamado director surcoreano Hong Sang-Soo logra conquistar al público en su última obra, 'Ahora sí, antes no', que llega a la cartelera española el viernes 6 de mayo. Premiada como mejor película y actor (Jeong Jae-Yeong) tanto en el Festival de Locarno como en el de Gijón, la cinta continúa explorando las inquietudes que el autor mantiene con respecto a las relaciones humanas, las casualidades y el destino.

En esta ocasión, el propio cineasta se ve reflejado en uno de sus personajes, Ham Cheon-Soo (Jeong Jae-Yeong), un realizador de cine independiente que llega a Suwon, ciudad cercana a Seúl, en la que van a proyectar uno de sus largometrajes tras un coloquio suyo. Al llegar un día antes decide pasear y ver monumentos hasta que coincide con Yoon He-Jeong (Kim Min-Hee), una joven pintora que aprovecha un hueco libre para comer tranquilamente. Su fortuito encuentro desemboca en constantes conversaciones en cafeterías, en el taller de la artista, durante una cena o tomando unas copas con los amigos de ella. Al día siguiente y tras la charla pactada, Cheon-Soo debe volver a la capital.

En cuestión de una hora se presenta una historia en la que vemos cómo se relacionan con gran familiaridad. El protagonista tiene la sensación de haber conocido con anterioridad a He-Jeong y lo demuestra a través de improvisados diálogos. Mientras que con otros secundarios se comporta con timidez, con ella tiene la capacidad de abrirse, aunque siempre hasta cierto límite, algo que marca un contraste con la segunda parte de la cinta. El director les otorga una nueva oportunidad, repitiendo ese día y haciendo que Cheon-Soo sea capaz de expresar los detalles que le eran más complicados de contar.


De esta forma, el público asiste a los mismos escenarios de una forma diferente. Las conversaciones son aún más sinceras y espontáneas, completando una experiencia que a más de uno le gustaría vivir. El autor juega con el espectador de manera asombrosa, recalcando la fugacidad del tiempo, de las decisiones, de las relaciones y, sobre todo, de las palabras. Todo está cuidado al milímetro, permitiendo que los pequeños detalles sean los verdaderos protagonistas de la narración, únicamente apoyado en dos encantadores personajes que logran captar la atención a pesar de las repeticiones y de esa sensación de déjà vu que llega a provocar algún que otro altibajo en el metraje.

El actor Jeong Jae-Yeong vuelve a demostrar su profesionalidad en un drama con toques de sutil comicidad. Da igual que se enfrente a un vengativo thriller o a una divertida comedia romántica, siempre entrega un trabajo impecable. Esta vez, su especial timidez y corrección se desvirtúa con el paso de los minutos, de la misma forma que su compañera, Kim Min-Hee, logra que su personaje se deshaga de su modestia para abarcar la mayor naturalidad posible. Con un gran carisma en pantalla, se muestran cercanos, cómplices y dando la impresión de que se conocen desde hace más tiempo del que el autor quiere hacer creer.

A nivel técnico, la cinta muestra una gran sencillez. Testigos de lo que piensan Cheon-Soo y He-Jeong, así como de los acontecimientos que tienen lugar gracias a una cámara estática que no se despega de ellos en ni un instante, el director insiste en planos largos y zooms muy poco sutiles para convertir al espectador en un tercer personaje que se muerde las uñas ante una resolución que no llega. Así es 'Ahora sí, antes no', un puro, íntimo y bello extracto de la vida que deja en el aire grandes reflexiones, haciendo las delicias tanto de sus seguidores como de aquellos que se acerquen por primera vez a uno de los directores indispensables del cine de autor surcoreano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario