jueves, 23 de junio de 2016

La elegancia de Louise Dahl-Wolfe

EXTRA!

El Círculo de Bellas Artes de Madrid vuelve a acoger algunas de las exposiciones que conforman el festival internacional de fotografía y artes visuales PHotoEspaña. Una de ellas es 'Con estilo propio', de la fotógrafa estadounidense Louise Dahl-Wolfe, cuya obra se presenta por primera vez fuera de Estados Unidos, en la sala Goya de la institución, hasta el próximo 31 de agosto. Haciendo un recorrido por la moda y los rostros de los años 50, la artista revela en su trabajo la delicadeza y el gusto por la composición y el uso del color.

Dahl-Wolfe fue partícipe y testigo de la edad de oro de la fotografía. La agencia Magnum y los reportajes de guerra, así como el auge de las revistas de moda, hicieron que la profesión viviera una época esplendorosa en la que la realidad se contaba a través de las imágenes. La artista californiana, que trabajó más de 20 años en la revista 'Harper’s Bazaar', formó parte de este elenco y fue una de las primeras en retratar el mundo de la moda a través de su visor, llegando a influir en artistas como Irving Penn.

El contraste del mundo en blanco y negro y la viveza del color reflejan la maestría que tenía la autora para manifestar la fuerza de las estrellas que retrataba en sus fotos. Orson Welles, Lauren Bacall o Vivien Leigh son sólo tres de las personalidades que Dahl-Wolfe fotografió, destacando en cada uno de los retratos aquellos rasgos que hacían que los protagonistas transmitieran un auténtico complejo de emociones.

Las instantáneas destacan por su entorno y el tratamiento de la luz, que interpretado como un elemento estético más de la fotografía, compone un abanico de transiciones y texturas que envuelven la imagen en una atmósfera totalmente distinta. Fue Dahl-Wolfe quien propuso trasladar el set de estudio al exterior, haciendo que los retratos fueran más espontáneos al hacerse en lugares cotidianos, pero sin dejar de lado la exquisitez y la elegancia.



En la muestra se hace un recorrido por la moda de los años 40 y 50, reflejando una tendencia en la que, además de capturar la vestimenta de una época, se desarrolla un estilo propio en el que se fusiona la magia de los protagonistas con la técnica de la fotografía. En todo momento queda patente la contraposición de los opuestos: el blanco y el negro, la ciudad y la naturaleza, la exaltación y el sosiego. De esta manera, Dahl-Wolfe resalta aquellos elementos que hacen que la imagen brille.

'Con estilo propio' es más que una exposición sobre la moda de posguerra. Un ejercicio de composición, encuadre y realización que invita a los visitantes a plantearse la espectacularidad de las imágenes y la importancia de la localización. Francia, México o España son sólo algunos de los lugares en los que la fotógrafa desempeñó su trabajo, contextualizando en cada uno de ellos a los modelos, envolviéndoles de la magia que el espacio emanaba.

Un tratamiento cuidado y una belleza que surge del equilibro entre los elementos son dos de las razones que convierten la muestra en una de las lecciones fotográficas más interesantes de la actual edición de PhotoEspaña. El festival reaviva el nombre de aquellas fotógrafas femeninas que, escondidas bajo el reconocimiento de los creadores del sexo opuesto, no sobresalieron en su época tanto como deberían haberlo hecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario