lunes, 8 de agosto de 2016

Tradición italiana en el barrio de Salamanca

EXTRA! 

En las inmediaciones del Paseo de Recoletos y a dos pasos del Museo Arqueológico Nacional (MAN) se encuentra Flavia, el restaurante italiano más cosmopolita de la capital. Situado en un imponente edificio de la calle Gil de Santivañes, en el barrio de Salamanca, presenta un nuevo concepto de restaurante y cocktail bar decorado al detalle que ofrece una carta con una amplia variedad de propuestas de calidad.

Llama la atención la imponente puesta en escena de un local de dos alturas con espacios claramente diferenciados y música agradable. En la parte de arriba se encuentran la barra y mesas altas frente a las mesas bajas y sofás situadas en una zona más íntima, al fondo del restaurante. En la parte inferior, también con mesas bajas, sofás y sillones, se ofrece la oportunidad de disfrutar de una comida en un ambiente más relajado. Paredes de ladrillo visto, suelos de baldosas hidráulicas, grandes ventanales y madera oscura contrasta con la tapicería de los sillones en azul turquesa, adornos en dorado, espejos que dan amplitud al espacio, lámparas colgantes y una luz tenue. Un trabajo muy bien interpretado por la arquitecta rusa Elena Kardhs

La carta firmada por el italiano Ugo Bertonelaborada con productos de gran calidad importados desde su país de origen, logran que el comensal se sienta como en Italia entre platos de pasta fresca y deliciosas pizzas al horno de leña. Mientras uno piensa por qué platos decantarse, se agradece una deliciosa mortadela de BolognaEl entrante más aclamado es la  burrata con grissini, un delicioso queso italiano de textura cremosa y suave acompañado de tomates secos, aceite de oliva virgen y pan de cristal. Otras opciones son las croquetas de jamón de Parma, el carpaccio y el famoso vitello tonnato, consistente en finas lonchas de ternera blanca con salsa de atún y alcaparras.

Las opciones de pasta fresca son abundantes. Imprescindible probar algunos de los platos de la carta, siendo un acierto decantarse por la salsa de boletus, nueces y rúcula, que se puede combinar con variedades como fusillilinguini, farfalle o el clásico spaghetti. Se agradece el queso parmesano que llega a la mesa para añadir a gusto del comensal. Además de sus cremas, ensaladas y exitosas lasagnas (las hay de carne picada y también vegetariana), son muy recomendables sus pizzas de masa fina y crujiente, donde opciones clásicas como la cuatro quesos, la margarita y la marinera se combinan con variedades más novedosas como la pizza alla tartufina, con tomate, mozzarella y trufa negra. 


Para los más carnívoros, el filete de pollo de corral con salsa de setas y puerros bautizado como Pollo Flavia es un acierto seguro. Otras opciones serían el escalope a la milanesa o el pollo a la plancha con ensalada de rúcula. Llegados a la hora del postre, la pannacotta y el tiramisú son dos recetas que no pueden faltar dentro de un buen ristorante italiano, platos que en Flavia cierran cualquier buena comida convirtiéndose en un éxito seguro. La tarta de queso y el souffle de chocolate también enamoran.

Es un gusto recibir todos los platos en mesa a la temperatura justa en un restaurante preparado para todo tipos de paladares, donde las personas con alergias, gustos vegetarianos o celiacos encontrarán opciones para disfrutar de una buena velada sin tener que preocuparse. El servicio de coctelería y copas se suma a una carta líquida ideal para el afterwork que presume de una selecta variedad de tintos, blancos, rosados y espumosos de diferentes zonas del país de la bota, además de buenas referencias españolas.

Con un horario de lunes a domingos de 13.30 a 00.00 h. y con el cocktail bar abierto hasta las 3.00 h. los fines de semana, Flavia se impone como uno de los espacios más apetecibles para disfrutar de la cocina italiana en Madrid. Su estilo elegante y vanguardista, junto a su sabrosa carta, lo convierten en uno de los restaurantes más gustosos del barrio de Salamanca. Teniendo en cuenta el precio medio de 35 euros por comensal, existe la posibilidad de disfrutar de un menú por 16,50 euros durante toda la semana, compuesto por un primer y segundo plato, con bebida y postre incluidos. Gracias al servicio de Deliveroo, por otra parte, recibir los platos del restaurante a domicilio es posible. Porque Flavia, en definitiva, lo tiene todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario