martes, 20 de septiembre de 2016

Las curvas sensuales de Couchel

EXTRA! 

Las curvas exigen convertirse en protagonistas de las pasarelas y, con ellas, la idea de que la perfección está en la delgadez va quedando desterrada. Poco a poco, el término curvie va tomando la relevancia que merece en un mundo donde la imagen es lo único que importa, dejando claro que la belleza, elegancia y sensualidad también se encuentran más allá de la talla 44. Afortunadamente, gracias a este tipo de eventos cada vez parece más viable que todas las mujeres puedan ir a la moda sin importar su peso.

Modelos con cuerpos reales y de indudable presencia desfilaron el pasado miércoles 14 de septiembre en la tercera edición de la pasarela Curvies MFSHOW Women que la firma exclusiva de El Corte Inglés Couchel tuvo el placer de inaugurar en el Museo del Traje de Madrid, un lugar que ya de por sí respira moda desde sus orígenes.

El desfile arrancaba sobre un tapiz verde de terciopelo, con una tenue pero cuidada iluminación que hacía resaltar el colorido de prendas inspiradas en los bohemios años 70, con los característicos escotes de espalda y caídas vaporosas propias del movimiento hippie como propuestas más destacadas. Destacaron, también, diseños más actuales como unos impresionantes vestidos lenceros, además de camisones con transparencias y encajes que realzan la feminidad en todo su esplendor.


Las telas más destacadas en la pasarela fueron el lino, el algodón y la seda, ideales para proporcionar la volatilidad necesaria que precisan unos patrones sencillos. Llama la atención el cuidado que el diseñador Jorge Vázquez ha puesto en todos y cada uno de los detalles: puntillas, bordados, espejos o blondas ponen el broche de oro a unos diseños en los que no caen en el olvido los estampados de paisajes veraniegos que nos hacen recordar que habrá que esperar para poder disfrutar del buen tiempo.

Se nota la predilección de Couchel por los tonos neutros y delicados, tales como el rosa nude o el beige, que combinados en ocasiones con rojos, verdes o azules índigos realizan preciosos contrastes que favorecen a todas las modelos. Las sandalias de tacón fueron las elegidas para la mayoría de los estilismos, excepto en los looks más casual, donde el protagonismo se lo llevaron las bailarinas.

Durante los 15 minutos que duró el desfile, las modelos demostraron que se puede ser guapa sin que la talla importe. La seguridad y la firmeza con la que estas profesionales caminan en su vida profesional está sirviendo para que miles de mujeres tomen la misma actitud, presionando para que la sociedad vaya eliminando prejuicios y aprecie la belleza más allá de los cambiantes cánones de belleza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario