Tu medio digital sobre ocio y cultura se queda en casa

martes, 25 de octubre de 2016

La fórmula SteakBurger

EXTRA! 

Paco, Joaquín y Enrique Capel son tres hermanos que en el año 2011 decidieron centrar su vida profesional en la creación de una firma de comida rápida que ofreciera hamburguesas de máxima calidad en un entorno agradable con el mejor equipo de trabajo. Y así surgió SteakBurger, una cadena de restaurantes que busca el éxito a partir de la buena ubicación de sus locales y un precio medio asequible que no supera los 15 euros.

De momento no les va mal, con cuatro locales en Madrid, uno en Murcia y un burger bar en el famoso centro comercial Parquesur (Leganés) bajo el nombre The Box by SteakBurger. Lo primero que llama la atención cuando el comensal entra en sus restaurantes es la decoración llevada a cabo por el estudio Cuarto Interior, protagonizada por paredes de ladrillo visto que se funden con mobiliario de metal y madera, cojines de estilo british y diferentes elementos vintage en un acogedor estilo industrial chic.

Templo de meat lovers, SteakBurger presume de contar con un único proveedor de carne: Jiménez Barbero, más conocido como La Finca, cuyo producto es una carne 100% natural, sin gluten, libre de aditivos, conservantes y colorantes, con todas sus propiedades nutritivas. Y si retiraste la carne de tu dieta, la propuesta vegana del reconocido chef Carlos Núñez será tu salvación. La quinoa burger surge para dar lugar a una oferta que reciba a un nuevo público, combinando productos de origen vegetal y cultivo orgánico. La suma de quinoa, boniato, soja, pan rallado, cebolla caramelizada y menta se fusiona con una salsa de cilantro y menta casera que presenta un producto, como poco, saludable.

Visitamos el local situado en la calle Fuencarral, 73 para probar una extensa carta (presentada en una tabla) que arranca con ocho entrantes entre los que nos decidimos por los palitos de queso mozzarella fundidos con salsa de tomate dulce, una delicia suave que va calentando el estómago con acierto. Los aros de cebolla con la salsa BBQ de la casa y las nuevas bacon cheese potatoes acompañadas de crema agria son dos de los aperitivos más solicitados junto a los clásicos steak nachos.


A la hora de hablar de sus hamburguesas hay que dejar claros dos puntos: la carne se cocina a la parrilla de carbón de encina y su pan (a elegir entre rústico o americano) llega a la mesa tras un proceso de larga fermentación, lo que le da un sabor suave, con una textura esponjosa y alta hidratación. Preparadas a mano, entre su oferta (18 variedades) destaca la nueva Capresse, con mozzarella de búfala, rúcula, salsa pesto y salsa de tomate dulce. Combínala con el pan rústico y cuéntanos qué te parece.

Una de las claves de SteakBurger es la posibilidad de diseñar a tu gusto lo que comes: cuando pides la hamburguesa puedes elegir entre buey o ternera, además de cuatro tamaños, el punto de la carne y su guarnición (patatas fritas, patatas asadas o ensalada). Así, el comensal decide cómo es el plato perfecto. En la carta también se encuentran cuatro tipos de sándwiches y ensaladas, así como diferentes carnes a la parrilla. Los menús infantiles a 7,50 euros se suman a un menú del día a 11,50 euros muy bien recibido por la clientela.

La nota dulce la ponen las ricas tartas caseras elaboradas de forma artesanal con ingredientes naturales a las que se puede añadir una bola de helado. Las de queso, zanahoria o chocolate tientan, aunque el nuevo sándwich de cookie con helado hace que a muchos se les vayan los ojos. La merienda a 3,90 euros con dos tortitas o un gofre más un café clásico crea fieles, así como sus diferentes cafés especiales y chocolates (los tienen de naranja y canela, con leche y blanco).

Una nota a mejorar sería su carta líquida, con apenas ocho referencias de bodega, así como una oferta de cervezas que se limita al grifo, Budweiser y Coronita, aunque sus cócteles a 6 euros seguramente animen a repetir a más de uno.  Con un horario continuo y la cocina abierta durante todo el día, el personal de sala y la armonía del espacio hacen que el comensal salga con una sonrisa tras una grata comilona. ¡Salud!

No hay comentarios:

Publicar un comentario