viernes, 21 de octubre de 2016

Una experiencia diferente en Enigma Madrid

EXTRA! 

Cada vez son más las personas que deciden pasar un rato diferente adentrándose en habitaciones tematizadas en las que deben atar cabos hasta lograr cumplir una misión antes de que la cuenta atrás llegue a cero. Los acertijos, los juegos de lógica y los objetos distribuidos por toda la instalación forman parte de un desafío que sirve para poner a prueba el trabajo en grupo, la creatividad y las reacciones bajo presión.

Las normas suelen ser las mismas: no tocar lo que está indicado como tal, dejar a un lado todo aquello que ya se ha utilizado una vez y hacer uso de un walkie cuando el grupo se sienta desorientado. Se agradece que al otro lado de la sala alguien observe y escuche todo lo que suceda, implicándose en la guía y disfrute del grupo en todo momento.

Con decenas de escape rooms repartidas por todo Madrid y un gran interés por parte del público en este tipo de aventuras, tras pasar por Fox in a Box hemos querido probar Enigma Madrid, una sala situada en el número 7 de la calle Nuestra Señora del Carmen (metro Tetuán) que enamora desde el momento en el que el coronel Mendoza abre la puerta y comienza la acción. Los grupos pueden ser de dos a cinco personas, un máximo que nunca se supera para evitar la sensación de aglomeración en un espacio con una cuidada escenografía en la que la electrónica tiene un peso importante. Junto a tus acompañantes tendrás que extraer de forma segura un virus en base enemiga.


Del mismo modo, en el caso de que alguno se agobiara podría pulsar un botón de emergencia y esperar fuera al resto del grupo. Lo cierto es que en Enigma lo que importa es la imaginación y la lógica, por lo que no importa ni tu peso, ni tu estatura, ni necesitarás hacer esfuerzo físico. Lo único que tendrás que estrujarte es la cabeza mientras ves que el tiempo va descendiendo y el final se acerca.

No esperes sobresaltos, porque no estás allí para recibir sustos. El ingenio y la capacidad de observación serán tus mejores aliados. Con la posibilidad de reservar en un amplio abanico de horas durante toda la semana, Enigma tiene un precio fijo de 55 euros de lunes a jueves y 60 los fines de semana, independientemente del número de personas que formen el grupo. La reserva se lleva a cabo a través de su plataforma web de una forma muy sencilla y con diferentes posibilidades de pago.

Aunque habitualmente son grupos de amigos quienes disfrutan del juego, es también el sitio idóneo para dinámicas de empresa y sorprender a escolares, que además de probar la sala pueden potenciar el trabajo en equipo en sus propias aulas o en una sala diferente con capacidad para un centenar de personas. Se nota que a los dueños les apasiona lo que hacen, impulsando la inmersión en la historia desde el primer segundo, algo que prometen convertir en su sello en próximas aperturas, entre las que destaca una sala paralela a la actual que permita la competición entre habitaciones. Estaremos pendientes de los siguientes pasos de quienes hacen soñar con una forma de ocio diferente que divierte, estrecha lazos y crea adicción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario