viernes, 4 de noviembre de 2016

Estamos vivos, ¡vamos a celebrarlo!

EXTRA!

Es verdad que el ritmo de vida que llevamos hoy en día a veces se hace insostenible, que las exigencias que nos ponemos a nosotros mismos y las que nos echan los demás encima pesan demasiado, y no son pocas las ocasiones en las que todos nos preguntamos si cada uno de nuestros esfuerzos merece la pena. Una vez más, la negatividad llamando a la puerta. ¿Pero sabes qué? Lo mejor es darle un buen portazo y recordar que si estás aquí y ahora tienes motivos suficientes para celebrar.

Adoramos nuestra ciudad y nos dedicamos a difundir cada día su oferta de ocio y cultura en esta web al igual que tú te levantas cada mañana y persigues tus sueños, saltando obstáculos y dibujándote una sonrisa en la boca esperando que el siguiente momento sea mejor que el anterior. ¿Qué mejor filosofía puedes tener que la de dar cada paso con firmeza y plantarle cara a la vida, sabiendo que tienes toda una vida por delante para alcanzar la mejor versión de ti mismo cuidando todo lo  que ya conseguiste?

Sobre eso mismo habla la nueva campaña del whisky español DYC, que vuelve a convertirse en noticia con el lema 'Celebremos lo que somos', animando a brindar por la autenticidad que llevamos dentro de nosotros mismos, por esa cercanía, empeño y pasión que tanto nos caracteriza. Ese mismo sentimiento se transmite en un renovado logo en el que la grafía 'Y' deja paso a la imagen de un hombre con los brazos elevados, símbolo de la felicidad por el momento presente y esos instantes de encuentro en los que vuelve la calma y te sientes bien contigo mismo y con los tuyos.


Con esas ganas de comerse el mundo se renueva la imagen de las cuatro variedades que integran la familia DYC, conscientes de que nadie podría negarles que cada uno de sus ingredientes conforman un todo que en sí mismo es único. Nacido del deseo de Nicomedes García por elaborar un whisky de calidad en España, el de DYC es un ejemplo de cómo estando seguro en uno mismo es posible alcanzar el éxito.

El sueño de aquel joven segoviano de 18 años dio paso a un whisky que hoy es el más querido en España gracias a la confianza que en los comienzos depositó en sí mismo y en un equipo consciente de que la zona reunía un clima y una situación que permitiría crear una destilería que hoy es todo un símbolo. Porque apostar por quienes somos y aquello en lo que creemos es un motivo para celebrar todo lo conseguido y los éxitos que están por llegar. ¿Brindamos juntos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario