Tu medio digital sobre ocio y cultura se queda en casa

viernes, 23 de diciembre de 2016

Las soluciones imposibles de Luis Piedrahita

EXTRA! 

Hablar de Luis Piedrahita es hacerlo de uno de los más populares humoristas españoles. Mediático y ubicuo, su amplio recorrido  en teatros, radios y televisiones ha recalado este invierno en los Cines Callao para presentar el espectáculo 'Las amígdalas de mis amígdalas son mis amígdalas'. Una hora y media de diversión para todos los públicos en la que las situaciones cotidianas y la autocrítica son los auténticos protagonistas.

El cómico gallego ofrece una resistente trama que seduce a los espectadores hasta el final. Es difícil no sucumbir a la mezcla de humor absurdo, inteligente y chiste fácil que abarca distintas formas de entender el arte del monologuista. Si bien es cierto que en ocasiones se recurre a recursos que promueven estereotipos de género, es posible observarlos con la perspectiva crítica y humorística propia del monólogo.

Aunque su debut televisivo fue en 'El club de la comedia', fértil programa de La Sexta que también vio nacer a imprescindibles como Dani Rovira o Goyo Jiménez – este último compite casualmente con Piedrahita en la sala grande de los Cines Callao -, fue en 'El Hormiguero' donde el coruñés se presentó ante las grandes audiencias a golpe de carcajada y truco de magia. Su humor blanco se ha convertido en un básico de la cartelera en los últimos años.


Especialista en los juegos de palabras, el cómico se siente cómodo haciendo uso de un humor apto para toda la familia en lo que supone una buena ocasión para compartir tiempo con nuestros seres queridos. Los benjamines de la casa estarán encantados de reírse como mayores al mismo tiempo que el show catapulta su imaginación con los neologismos que el cómico crea y comparte de manera desternillante y cuidadosa.

Subirse al ascensor con vecinos o montar una tienda de campaña son algunas de las situaciones que traen de cabeza al artista. Sus soluciones imposibles sorprenden a los espectadores y le vuelven único. Una fórmula, la del monólogo cómico, que se alza como un éxito seguro a lo largo y ancho de la Gran Vía madrileña. Sin duda, el humor es un elemento fundamental para encajar y superar las adversidades que se suceden durante la vida.

Después de 'El humor es un arma de construcción masiva' o 'El castellano es un idioma loable, lo hable quien lo hable', el nuevo montaje de Luis Piedrahita invita a dejar fuera de la sala las preocupaciones para cultivar el sano ejercicio de la risa. 'Las amígdalas de mis amígdalas son mis amígdalas' se puede disfrutar los viernes y sábados en los Cines Callao de Madrid hasta el próximo 29 de abril.


No hay comentarios:

Publicar un comentario