Tu medio digital sobre ocio y cultura se queda en casa

viernes, 26 de mayo de 2017

Aragón en el paladar

EXTRA!

Existen platos que por la pureza del producto y por su cuidada elaboración son capaces de hacerte viajar hacia las costumbres, la cultura y el estilo de vida de un determinado lugar, donde una cocina fruto de una arraigada herencia te hace sentir como en casa. Hoy nos toca hablar de platos y guisos reflejo de la historia y de la tradición, algo que conoce muy bien el Restaurante Casa de Aragón, ubicado en el número 6 de la Plaza de la República Argentina, en el barrio de El Viso. Se trata, sin duda, de un templo que hace honor a la diversidad gastronómica de dicha región gracias al trabajo del chef Iker Díaz de Cerio.

Nacido en el año 1979, el acogedor espacio ha sido recientemente reformado, siendo la luz uno de sus grandes protagonistas, con una maravillosa terraza abierta que se puede disfrutar durante todo el año, en la que sentarse supone un auténtico lujo. Con una gran parra recorriendo el techo, en la carta del modernizado local no faltan vinos de zonas como Cariñena, Calatayud, Somontano y Campo de Borja, lo que recuerda que la uva garnacha aragonesa es una de las más valoradas.

Si por algo es conocida la cocina aragonesa es por sus platos elaborados con setas, por sus verduras recogidas de la Ribera del Ebro y por su tierno ternasco o su famoso pollo al chilindrón. Para ir abriendo boca, es ideal comenzar con una tapa de sus famosas patatas bravas, con salsa picante y semillas de amapola. Decantarse por la longaniza de Graus con hummus de alubias se convierte en otro acierto.


Un plato que no debes dejar pasar son sus conocidos callos, que recomendamos disfrutar cuando el sol no apriete demasiado. Pieza estrella de la carta, sorprende no sólo por su presentación sino también por un sabor que te hará sentir como si lo cocinase tu propia abuela. Las albóndigas de ternera con trufa negra de Teruel y boletus son todo un manjar a tener en cuenta por los amantes de la gastronomía.

No deberías dejar pasar la oportunidad de probar su pollo al chilindrón, y ya te adelantamos que te costará dejar una sola gota de su salsa. También destaca la hamburguesa de ternasco La Aragonesa, que llega en su punto a la mesa, acompañada de queso de cabra y cebolla caramelizada, además de un cucurucho de patatas. Un gozo para los fanáticos de este producto que podrán comprobar la jugosidad de la carne en cada bocado. En cuanto al momento dulce, lo ideal sería decantarse por sus tartas de queso, chocolate o manzana, broches de oro ideales para cerrar la comilona.

Esta cocina casera se puede disfrutar de manera ininterrumpida de lunes a sábados de 09.30 h. a 00.00 h.; domingos hasta las 20.00 h. Con un precio medio de 30 euros por persona, el Restaurante Casa de Aragón cuenta con un menú ejecutivo entre semana por 12,65 euros que avanza las raíces más profundas de la tierra aragonesa. Visítalo y te adentrarás en un refugio gastronómico y cultural donde degustar sin pretensiones platos exquisitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario