miércoles, 28 de junio de 2017

Un gol para sentirse orgulloso

EXTRA!
Homosexualidad en los Teatros Luchana

Coincidiendo con la celebración de la fiesta mundial del Orgullo LGTBI+ en la capital, denominada World Pride Madrid, son muchas las celebridades que lo festejan en sus redes sociales. A pesar de la cantidad de personalidades abiertamente homosexuales, hay quienes todavía no se atreven a dar el paso de hacerlo público. El mundo ha evolucionado, las mentes se van abriendo y lo ideal sería que no fuese un problema ni para unos reconocerlo ni para otros aceptarlo, pero no todos piensan igual. Afamados artistas han dejado pasar los años hasta reconocer su orientación sexual por el miedo al qué dirán, a perder el prestigio o porque no han querido hacer público con quién se acuestan o se levantan.

En el deporte, concretamente, poco a poco se va normalizando la situación gracias a profesionales que dan el paso de visibilizar su sexualidad sin miedo a ser discriminados. Este es el tema que aborda la obra de teatro 'El gol de Álex': una historia de amor y fútbol, como bien indica su subtítulo. Una comedia romántica que estará en los Teatros Luchana hasta el próximo 29 de julio (jueves a las 21.30 h.; viernes a las 22.15 h.) y que forma parte de la programación del Festival World Pride Experience.

La representación muestra a dos hombres que se conocen a través de una famosa aplicación para ligar entre homosexuales. Y no sólo están conectados por la mencionada red social sino que, aunque al principio no lo saben, tienen algo más en común, ya que trabajan en el mismo mundo: el del fútbol. Mientras Álex (Alejandro Albarracín) es un futbolista con mucho potencial que está consiguiendo logros con su buen juego, Mario (Pepe Ocio) es un periodista deportivo que esa misma noche le ha visto disputar un partido crucial para su carrera.

El Gol de Álex con Pepe Ocio

Ambos están atravesando dificultades en su vida amorosa y poco a poco se van desnudando interiormente. Un encuentro casual sin pretensiones se convierte en una larga noche donde dejan aflorar sus mayores secretos. Dulzura y sensualidad se alternan en una pieza en la que no cesan los símiles que equiparan la vida y el deporte rey. El universo futbolero, importante vínculo entre los protagonistas, les sirve para explicar situaciones cotidianas y sentimientos cuando no encuentran mejores palabras para expresarse.

Albarracín es un actor jerezano conocido por sus trabajos en series españolas y, más concretamente, por su papel de Frank Reyes en la ficción 'Gavilanes', con su papel más reciente en 'Amar es para siempre'. En la obra da vida a un joven futbolista que derrocha seguridad y que se va abriendo tanto por dentro como por fuera. Por su parte, el madrileño Pepe Ocio, que entre sus trabajos en cine hizo de sacerdote en la dramática 'Camino', interpreta a un hombre maduro con tanta sensibilidad como inseguridades.

La ambientación del mundo deportivo llega hasta el propio escenario, que se convierte en un campo de fútbol con césped artificial, cuyo círculo central sirve para acercar posiciones. Incluso el balón tiene un papel activo, lanzándoselo el uno al otro en sus diálogos. Confesar su sexualidad o no hacerlo, dejarse llevar o contenerse y volver a empezar o dejar que todo pase son algunos de las dudas que, cuando el árbitro pite el final de este partido de 75 minutos, ya habrán quedado resueltas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario