viernes, 30 de junio de 2017

Y la noche se hizo poesía

EXTRA!
Depedro en Cultura Inquieta

La emoción y las buenas letras invadieron una de las jornadas más hermosas de la octava edición del Festival Cultura Inquieta de Getafe, que el pasado jueves 29 de junio reunió a dos cantautores que, a través de su sensibilidad y amor por la música, han cosechado una legión de seguidores que les siguen allá donde suenen sus voces y guitarras, compañeras perfectas en temas poéticos que hablan de amor, esperanza y caminos por recorrer.

Ni siquiera importó el viento helado ni la amenaza de lluvia para que el proyecto de Jairo Zavala, Depedro, fuera llenando el Polideportivo de San Isidro pasadas las 21.00 h., cuando la noche se abrió con la preciosa 'Como el viento', que logró los primeros bailes de los asistentes desde la cola de entrada. Uno de los mayores encantos del Cultura Inquieta es la sensación de calma que se respira frente a su escenario donde, a pesar de corearse junto a grandes artistas, pocas veces agobian las multitudes ni cuesta hacerse con una cerveza o un perrito caliente. Que así siga.

En el repertorio del madrileño, que ya actuó en suelo getafense el pasado mes de abril dentro del festival 'De poesía por Getafe', emocionaron joyas como 'Déjalo ir', con momentos cumbre en su desenlace con 'Ser valiente', 'Diciembre' y un versión de la 'Llorona' de la gran artista mexicana Chavela Vargas, que Zavala grabó en su trabajo homónimo en 2013 y que siempre entusiasma al público. A solas y en acústico, el artista firmó una actuación envidiable.

Xoel López en Getafe

Pasadas las 22.30 h, el músico gallego Xoel López se lanzaba entre aplausos al escenario al ritmo de uno de los temas más queridos de sus años como Deluxe, 'Historia universal (El amor no es lo que piensas)', para pasarse al inglés con 'I’ll see you in London' y desatar la euforia colectiva con 'Yo sólo quería que me llevaras a bailar'. Consolidado como uno de los artistas más interesantes del panorama musical español actual, no quiso dejar de reconocer el trabajo de la web de arte que originó el festival, Cultura Inquieta, una de las más importantes en el ámbito del arte en la red, con más de dos millones de seguidores en redes sociales.

'Hombre de ninguna parte' provocó multitud de palmas entre los asistentes para, poco después, reunirse con Depedro en una deliciosa versión de 'Tierra' con una extensa introducción guitarrera que encandiló a todos. El homenaje a la capital tuvo su momento con 'El cielo de Madrid' y en 'Patagonia' se cantó al amor más intenso tras desearle a más de uno 'Todo lo que merezcas'. Después de la pegadiza 'Ningún hombre, ningún lugar' llegó uno de los momentos más bonitos de la noche con la interpretación de 'El amor valiente' junto a todos sus músicos, con una brillante Verónica Ferreiro a la que seguir la pista.

El recuerdo a su amada Galicia se materializó en 'A serea o mariñeiro', una de las joyas de su trabajo 'Paramales', editado en 2015. Tras recordar los gigantes de acero y los unicornios de fuego de 'De piedas y arena mojada', el cantautor volvió al ruedo pasada la medianoche para regalar 'Quema' (a solas) y despedirse con 'Que no', ambas de su época como Deluxe. Acompañado de una banda deslumbrante, el público aplaudió con ganas a un artista que en su día tuvo que alejarse de su tierra para volver a encontrarse. ¡Y vaya si lo ha logrado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario