viernes, 17 de noviembre de 2017

El superequipo de DC por fin en la gran pantalla

EXTRA!
Justice League

Este viernes 17 de noviembre llega a los cines españoles 'Liga de la Justicia', la nueva producción de la franquicia de superhéroes de DC Comics. Una cinta de dos horas de duración que retoma los acontecimientos donde los dejó 'Batman v. Superman: El Amanecer de la Justicia'. En esta entrega, Bruce Wayne/Batman busca la ayuda de Wonder Woman, Flash, Cyborg y Aquaman en un mundo sin Superman para detener la amenaza de un supervillano que pretende instaurar un nuevo universo de poder y caos absoluto, Steppenwolf.

Este film llega como hito y esperanza (para DC y Warner) de recortar distancias con el otro titán del negocio del cómic, Marvel, que en su alianza con distintas productoras y con cinco años de ventaja sobre la editorial rival ha construido todo un conglomerado de películas y series televisivas, el conocido como Marvel Cinematic Universe (MCU), un referente para la industria. Quizá esto explique que el largometraje haya abandonado el tono oscuro y serio de anteriores producciones para trazar un relato más luminoso y regresar a narrativas y personajes más convencionales.

Si bien este giro puede desconcertar en un principio, es apresurado decir que se trata de un error. Zack Snyder, director de esta entrega y también de 'El hombre de acero' y la mencionada 'Batman v. Superman' (estando así al frente de tres de las cinco producciones de la franquicia), no sólo cambia en su tono. También parece haber aprendido que no es necesario contar 50 historias en la misma película. 'Liga de la Justicia' pretende simplificar algunos embrollos inconclusos e improcedentes de otras entregas y, aunque si bien es cierto que sigue adoleciendo de alguna inconsistencia de peso en el desarrollo de la trama, el resultado es de agradecer.

Gal Gadot como Wonder Woman

En el plano interpretativo, la estrella absoluta es una Gal Gadot que, como Wonder Woman, se convierte en el personaje más carismático de DC hasta la fecha. La incorporación de Ezra Miller como un Flash semiadolescente e hiperactivo resulta convincente, mientras que aún parece pronto para evaluar los papeles de Jason Momoa como Aquaman y Ray Fisher como Cyborg, que pese a tener un papel clave en la trama queda inexplicablemente relegado a un segundo plano. Los Batman y Superman de Ben Affleck y Henry Cavill siguen sin encontrar su sitio a pesar de esta nueva etapa.

Es en el plano técnico donde la cinta podría ofrecer más al espectador. Las escenas de acción están rodadas con solvencia pero, a menudo, la iluminación y algún que otro efecto inoportuno juega malas pasadas al propósito de la película. El resultado está lejos del desastre pero se echa en falta algo más de esmero, especialmente teniendo en cuenta que se intenta volcar a la pantalla un universo donde lo gráfico es el eje vertebrador de la narración.

En definitiva, parece evidente que estamos ante una declaración de intenciones de la franquicia DC. Si este cambio era necesario o sólo es un intento por emular a la competencia (a la que, por otra parte, se empieza a tachar de una frivolidad excesiva) tendrá que decidirlo la audiencia. 'Liga de la Justicia' supone, en cualquier caso, el regreso de un universo de superhéroes que es necesario descubrir. Si en esta apertura se dejan por el camino las grandes historias sobre héroes, villanos y justicia es algo que está por ver.


No hay comentarios:

Publicar un comentario