lunes, 18 de diciembre de 2017

La Bien Querida hizo arder la ciudad

EXTRA!
La Bien Querida en Madrid

El pasado viernes 15 de diciembre, la Sala But vivió una de las presentaciones más esperadas de este 2017, que seguro será recordada como una de las más apoteósicas que se han vivido en este enclave. La Bien Querida presentó su último disco, 'Fuego', ante un público totalmente entregado que colgó el cartel de no hay entradas.

Madrid fue el lugar elegido por la cantante bilbaína Ana Fernández-Villaverde para dar comienzo a la gira del que ya es su quinto trabajo de estudio y que supone una nueva reinvención al contar con una formación más numerosa. Por primera vez, La Bien Querida no sólo se encuentra acompañada por su inseparable David Rodríguez, sumándose al proyecto la batería de  Juan Manuel Padilla, el bajo profundo de Manuel Cabezalí y el sintetizador de Nieves Lázaro, que logró brillar durante la noche.

Antes de que comenzara a arder el verdadero fuego, surgieron las primeras chispas con la presencia en el escenario de la banda Cosmo K, que el pasado mes de julio publicó su primer disco homónimo, cargado de canciones folk y costumbristas que, si encuentran su hueco, darán mucho que hablar. Tras media hora de actuación, el telón se cerró y todos los presentes fueron conscientes de lo que eso significaba. La Bien Querida apareció en escena con una de las canciones más pegadizas de su nuevo álbum: 'Permanentemente'.

A lo largo de la noche, la recién estrenada banda dejó claro que 'Fuego' era el verdadero protagonista, sin dejar de lado temas memorables de discos como 'Romancero' del que interpretaron 'Corpus Christi''Fiesta', con su conocidísimo 'Hoy' (que desató la euforia colectiva), o 'Ceremonia' y su bailable 'A veces ni eso', que sirvieron para recordar al público que la trayectoria de la artista es de largo recorrido, abandonando el mundo de la pintura hace 20 años, cuando el líder de Los Planetas, Jota, le animó a dedicarse a la música.

La Bien Querida presenta 'Fuego'

Acertada decisión que la vasca sigue agradeciéndole hoy en día. Así, Jota se convirtió en uno de los protagonistas del concierto cuando, tras casi una hora de actuación, apareció en escena para entonar junto a la cantante (y al catalán Muchachito) el último single del disco, 'Recompensarte', provocando que el público se rindiera ante una unión perfecta que dio paso a 'Muero de amor', una de las canciones más coreadas junto a la famosa '9.6'.

Si algo destaca en la vocalista y sus composiciones es que cada tema es un canto al sentimiento que mueve el mundo: el amor. Por eso, la cantante y letrista ha querido que en 'Fuego' predominara la pasión, como se percibe en piezas como la evocadora 'Dinamita' y la pegadiza 'El lado bueno', marcada por un ritmo de guitarras afropop. El desamor y sus corrientes de emoción llegaron a impresionar a los asistentes en temas como 'Peor que las demás' o '7 días juntos', esta última con un sorprendente ritmo cercano a la cumbia.

Fue una hora y media de actuación que no pudo terminar sin la leña que mejor arde, con la canción favorita de la intérprete: 'Los jardines de marzo', una composición que tiene su  punto fuerte en su destacada sencillez, caminando entre las calles del olvido y el amor. Como no pudo ser de otra forma, 'De momento abril' apagó una velada que será recordada como aquella en la que La Bien Querida dejó claro que son muchos los pirómanos que disfrutan ardiendo con su emocionante y sofisticada apuesta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario