miércoles, 14 de febrero de 2018

Mamá Framboise se deja seducir por Bombay Sapphire

EXTRA!
Bombay Sapphire y Mamá Framboise

Nos enamoramos de Mamá Framboise desde que descubrimos su concepto, basado en recuperar el romanticismo gastronómico al mismo tiempo que apostar por la calidad de la pastelería en España. Con el chef asturiano Alejandro Montes a la cabeza como creador y cofundador de la compañía, la expansión de una marca que hoy en día cuenta con ocho espacios repartidos por la Comunidad de Madrid es sinónimo de éxito y muchas jornadas dulces en locales donde uno se siente como en casa.

Con un nombre que proviene de la novela 'Cinco cuartos de naranja', de la escritora inglesa Joanne Harris, a partir de los recuerdos de infancia ligados a los dulces de su protagonista, Framboise, junto a su madre, Mamá Framboise seduce a los visitantes con bocados sencillos, artesanales y creados con ingredientes naturales que saben a gloria. Si tenemos que confesarlo, entre nuestros dulces favoritos se encuentran su crujiente bretzel de arándanos, su finísima palmera de chocolate y el gustosísimo schnecke.

El gusto de poder optar por leches vegetales y sus variadísimas tartaletas propias de la cafetería parisina más cool son otros de los motivos que nos empujan a algunos de los locales de Montes. No es difícil encontrarnos con una buena taza de té o café en el amplio espacio de Platea o entre las coquetas mesas del hotel Only You, ideal para amenizar las esperas junto a la estación de Atocha. La tranquilidad y el gusto por sus productos conquistan.

Los macaroons de Alejandro Montes

Cuando creíamos que ya lo habíamos visto todo, tras probar los sorprendentes roscones y torrijas propias de cada época, Mamá Framboise vuelve a impresionarnos con un maridaje que aterriza en sus cafeterías con motivo del día más romántico del año: San Valentín. La ginebra premium más vendida del mundo, Bombay Sapphire, se convierte en la perfecta cómplice de unos macaroons creados por Montes para la ocasión, con un toque de la exquisita bebida, chocolate blanco, pieles de limón y praliné de almendras. Estos dos últimos forman parte de la receta secreta de una ginebra tentadora, suave y de complejo sabor que se obtiene con el equilibrio perfecto de 10 ingredientes vegetales exóticos procedentes de todo el mundo.

Dispuestos a convertirse en los reyes del baile, Bombay Sapphire y Mamá Framboise añaden un acompañamiento líquido ideado por el embajador de marca de la ginebra, Jesús de los Mozos: un combinado digestivo (ideal para después de las comidas) llamado Bombay White Tea Punch que, como su nombre indica, se basa en el té blanco junto a ingredientes como el limón, la naranja y la almendra con agua de azahar.

En definitiva, una experiencia para conquistar el paladar y compartir un momento íntimo junto a la persona que más queremos, que puede concluir con un buen gintonic con el que brindar por todo lo que está por llegar. Esta propuesta se puede disfrutar en los espacios de Platea, Jorge Juan y Fernando VI hasta el próximo 19 de marzo, con un precio de 15 euros que incluye cóctel y macaroons. Una forma de ir más allá de la típica cena con dos marcas que enamoran. ¡Y que viva el amor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario