martes, 20 de noviembre de 2018

Amor sin fronteras en New York City

EXTRA!
'West Side Story' en Madrid

Salir a las tablas con el hándicap de que te anuncien como el mayor musical de todos los tiempos impone, o eso al menos es lo que un espectador que ama el género piensa al intentar meterse en la piel de los actores de la primera adaptación española de la versión original de 'West Side Story', la pieza con partitura de dos genios como Leonard Bernstein y Stephen Sondheim que se estrenó el pasado mes de octubre en el Teatro Calderón de Madrid. Sin embargo, el temor se torna en un simple espejismo a los pocos minutos de asistir a un prólogo en el que se da por sentado el nivel de un reparto en el que cada paso se nota estudiado al milímetro, lo mismo que el corazón con el que SOM Produce se ha entregado a un proyecto de resultado exquisito.

Como se suele decir, dime primero las malas noticias. Por un lado, un primer acto que se extiende más allá de la hora y media; por otro, la crudeza de algunas escenas que obedecen al texto teatral de origen. Desde aquí, todo serán halagos. Quizá no sea tan exagerado decir que Madrid empieza a estar a la altura de Broadway y el West End, salvando las distancias respecto a la oferta que uno puede encontrar en Nueva York y Londres. El texto de Arthur Laurents continúa removiendo al público como lo hiciera por primera vez en el Winter Garden Theatre americano en el año 1957.

Romeo y Julieta cogen las maletas y se plantan en el oeste de Manhattan, transformados en dos jóvenes enamorados asfixiados por el enfrentamiento entre dos bandas callejeras que sacan a relucir el racismo, el abuso policial y las desigualdades que siguen siendo actuales en el territorio donde aún resuena un eco reciente que dice aquello de America First mientras el fascismo colea en todo el mundo.

Javier Ariano y Talía del Val

Es imposible no quedarse con la boca abierta ante la interpretación de 'María' que realiza un espléndido Javier Ariano en el papel de Tony o evitar caer rendido ante cada golpe sobre la mesa dado por una Talía del Val soberbia en la piel de María, como ya nos conquistó en su día en montajes como 'La Bella y la Bestia', 'Los Miserables' o 'Lady be good'. Sus dotes vocales y presencia escénica aumentan en cada nuevo trabajo, volviendo añeja la etiqueta de promesa para permitirnos hablar de una auténtica estrella del musical español. Sólo hay que verla brillar en 'Tonight' para entenderlo todo.

No se quedan atrás Silvia Álvarez como Anita, Armando Pita como Shrank o Víctor González como Riff en un reparto delicioso que hipnotiza con las coreografías originales de Jerome Robbins, piezas que ocupan un lugar de honor en el baile contemporáneo, más allá de tener un papel protagónico en este hito del teatro musical. Los americanos Jets y los puertorriqueños Sharks juegan una partida - de cerca de tres horas - en la que las cartas del odio, la violencia y los prejuicios están bien presentes.

Una puesta en escena sin artificios acompaña a una orquesta en directo de primera categoría en un viaje que, irremediablemente, retrotraerá a los presente a la versión cinematográfica del espectáculo, que arrasó en su día con 10 premios Oscar y aún conserva el título de película más galardonada en la historia del cine musical. Un poderoso montaje que, junto a 'Billy Elliot', se convierte en la apuesta más sólida del género en la cartelera madrileña. Brillante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario