Tu medio digital sobre ocio y cultura se queda en casa

martes, 19 de marzo de 2019

El kebab gourmet se sirve en Shawa

EXTRA!
Shawa en Chamberí

El pasado mes de julio abría sus puertas un nuevo local en el barrio de Chamberí con el objetivo de traer los sabores y aromas orientales a la capital española. En el número 34 de la calle Rodríguez San Pedro, Shawa presenta una propuesta streetfood de calidad en un espacio decorado en madera que apuesta por los kebabs gourmet libaneses, los llamaos Shawarmas, que cada vez enamoran a más personas en todo el mundo.

Los creadores de la famosa cadena de restaurantes asiáticos Tuk Tuk, Rick Alexander y Olivier Blomm, son los artífices de un concepto que propone alimentarse con productos que saben a carne de verdad, acompañados de una salsa secreta elaborada con 18 ingredientes naturales que muchos comensales intentan descubrir en su visita. Los dos socios dedicaron más de dos años de viajes, investigación y búsqueda de especias para dar con la receta final de un producto que agradece el paladar, con opciones para vegetarianos tales como los Shawafels, con forma de albóndigas y notas de perejil, limón, cilantro, así como otros condimentos.

Un local con aires industriales, sin pretensiones y con una carta escueta en la que sobresalen cervezas de importación (como Stella Artois, Leffe o Hoegarden) anima a descubrir una oferta en la que además del Shawa con salsa secreta se ofrece el Shawa con col, que incluye ensalada de col con vinagre, especias y lima. Ambas opciones, con pan de pita trabajado sobre piedra y a un precio de 6,50 euros, se pueden complementar con un cuenco de salsa extra por 1,50.

Shawafels en Madrid

La carne, de cordero y ternera, se marida entre 36 y 48 horas con especias para que se absorban todos los sabores de la receta, montándose posteriormente en el rollo en el que se asa hasta aterrizar en el plato… o en el domicilio de los clientes, ya que gracias al servicio delivery de Just Eat se puede disfrutar de sus productos en casa. Spoiler: llegan en unas cajitas monísimas…

Así mismo, se ofrece el Plato Shawa, que incluye carne, pan, ensalada, patatas fritas belgas y salsas. Si se escoge la bandeja individual, el coste será de 13,95, mientras que, si se quiere compartir, el coste asciende a los 24,95 euros. Y aunque los golosos echen en falta una carta de postres, las mencionadas patatas (hervidas primero y fritas después) bien justifican la visita. ¡Están deliciosas!

Con un equipo encantador y apasionado por el producto que ofrece, Shawa se convierte en un rincón entre las estaciones de Metro de Quevedo y de San Bernardo donde volar al Líbano mediante el sentido del gusto. Pregunta también por sus tres tipos de ensalada, por el hummus y por el tzatziki (salsa de yogur con pepino, ajo y hierbabuena originaria de Grecia). Ficha su horario: abren de 13.00 a 16.00 y de 19.00 a 23.30 h. de domingo a jueves, con horario ininterrumpido hasta la 01.00 h. los viernes y sábados. ¡Que lo disfrutes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario