Tu medio digital sobre ocio y cultura se queda en casa

jueves, 5 de diciembre de 2019

Provocadores bocados de tradición asiática

EXTRA!
Yakuza en Madrid

2019. Neo Tokyo. Las sombras de la gran urbe nipona, reinventada en un futuro que ya es presente, se ven despejadas por los vivos colores de los neones, pero las esencias de una cultura centenaria recorren aún las calles. Los aromas de la más deliciosa comida tradicional giran en cada esquina hasta adentrarse incluso en los ambientes más exclusivos donde la música cyberpunk viste las fiestas. Y en ese entorno único, tan clásico como provocador, es posible adentrarse en el centro de Madrid.

En el número 7 de la calle Jordán, en pleno barrio de Chamberí (metro Quevedo), Yakuza ofrece manjares orientales en una atmósfera industrial y pop. El tercer local de la marca en la capital ofrece una apuesta arriesgada y totalmente diferente: platos de comida asiática fusión con un toque caribeño. Además, su máxima es que el tamaño sí importa, y por eso cuentan con piezas de sushi XXL con las que abrir boca a lo grande.

La nueva carta se atreve con una vuelta de tuerca que lleva mucho más allá las atemporales piezas de arroz y pescado que todo el mundo pide. Se proponen nigiris, makis y uramakis que innovan con plátano macho frito, queso crema, salga de dragón y de anguila, atún trufado, ralladura de lima, pasta dinámica o el krunch de tempura. Y, por supuesto, la extravagante sushipizza, marca de la casa.

Los manjares orientales de Yakuza

A las piezas de sushi se suman los bowls y rolls personalizables con una base, proteína, toppings y salsas tan curiosas como la dinamita y la fuji o más clásicas como la teriyaki o la mayo-japo. En cuanto a los postres, la tarta de queso con marmoleado de té matcha o la choco mousse con base de brownie, mousse de chocolate y ganache de chocolate con leche triunfan. Todo ello en un precioso local de 300 metros cuadrados con distintos ambientes, alturas y una gran cocina abierta. En la entrada, una barra donde esperar a tus acompañantes degustando cócteles con toques de lo más exóticos, como el sake de mojito o de mango. Cervezas como la Sapphoro, la Asahi o la Kirin Ichiban, todas ellas orientales, también son un acierto.

Entre semana, Yakuza apuesta por un menú del día por 11,90 euros que incluye ocho piezas de roll o un bowl, más bebida y postre o café. Las reservas pueden realizarse de lunes a sábado tanto para su disruptivo local de la calle Jordán como para el de la calle Segovia, 8 o el de María de Molina, 16. Para comer, el horario se extiende de 13.00 a 17.00 h., mientras que la cena se ofrece desde las 20.00 h. hasta poco antes de medianoche.

Con un estilo y carácter diferente, Yakuza es una propuesta gastronómica que merece la pena probar si buscas un toque asiático provocador en un entorno lleno de luz y garra. Con un precio medio de 20 euros, también puedes realizar tus pedidos a domicilio a través de Uber Eats, DeliverooGlovo y Just Eat. ¡Será por opciones!

No hay comentarios:

Publicar un comentario