jueves, 25 de febrero de 2021

Italia en el paladar

 EXTRA!


En el momento en el que escribimos este reportaje, la hostelería no vive su mejor momento debido a una pandemia que obligó a cerrar las puertas de ciudades de todo el mundo, con una reducción del tejido empresarial que ha supuesto, en muchos casos, el cierre temporal o definitivo de cientos de negocios. Comparando datos de 2019 y 2020, las pérdidas en España se estiman en los 67.000 millones de euros, lo que se traduce en un millón de puestos de trabajo menos, según datos del Anuario de la Hostelería 2020.

Así, el mérito de seguir delante de restaurantes como Just Italia es inmenso, sobre todo porque hablar de este local fundado por Francesco Vallo es hacerlo de esos pequeños rincones que tienen en el boca a boca, en el apoyo de sus vecinos y en la calidad de sus productos las claves de un éxito que deseamos dure muchos años. Situada en el número 113 de la calle Castelló, en pleno barrio de Salamanca, esta fusión de trattoria y mercado gourmet nacida en 2017 permite adquirir – entre otros muchos productos – pastas, embutidos y salsas italianas, al mismo tiempo que sirve de templo perfecto para descubrir la gastronomía y cultura del país de la bota de la mano de un equipo de profesionales nacidos en Italia, con la colaboración del reconocido chef Alessandro Cresta.

Entre las estaciones de Metro de Avenida de América y Diego de León se encuentra un establecimiento tranquilo, de esos en los que se puede mantener una conversación agradable sin tener que elevar la voz, que esconde mucho más de lo que aparenta desde su exterior. Y es que los grandes platos italianos se elaboran aquí con recetas tradicionales que aportan nuevos sabores a exquisiteces como una deliciosa (y fresquísima) burrata fresca típica de la región de Apulia con pesto de albahaca o unos raviolis con trufa italiana y nueces rellenos de embutidos y carne que quitan el sentido.

Aunque esas fueron las acertadas opciones por las que apostamos en nuestra visita, nos chivaron que los tagliatelle boloñesa, la ensalada caprese con mozzarella di bufala y la conocida pizza 4 formaggi son platos muy solicitados por la clientela habitual. No hay que perder de vista ni el vitello tonnato (un carpaccio de ternera con salsa hecha a base de mayonesa, anchoas, atún y alcaparras) ni la pizza de speck y scamorza affumicata, una de las variedades de jamón y queso más valoradas en el país. 

Los celiacos y vegetarianos no tendrán problema para disfrutar de la cocina de Just Italia gracias a la variedad de su carta, como tampoco lo tendrán quienes prefieran disfrutar de sus productos a domicilio, ya sea comprando a través de la tienda online con la que nació este proyecto o utilizando el servicio de delivery que ofrecen con Glovo y Deliveroo.

Con un precio medio ajustado que ronda los 15 euros y un 30% de descuento al que se puede acceder a menudo a través de El Tenedor, la visita a este restaurante no debería concluir sin catar sus vinos, con los que recordar que Italia cuenta con algunos de los viñedos más importantes, con elaboraciones que se exportan a países de todo el mundo. Quienes quieran enfocarse en la bebida tienen en el momento del aperitivo el instante perfecto para probar algunas de sus referencias (aconsejamos empezar por una copa de Primitivo, con un aroma afrutado procedente de cerezas, grosellas y regaliz) junto a unas tablas de quesos italianos gourmet o de embutidos que se pueden consumir en media ración o en una contundente ración entera. Las catas de vinos que organizan de forma diaria, junto a otros tantos eventos, también es una opción de lo más interesante.

En su oferta líquida no faltan el popular Aperol Spritz, el vermouth o el negroni, ni postres típicos como el tiramisú casero o la panna cotta, paradas imprescindibles para todo amante del dulce con las que poner la guinda a una velada agradable con la que olvidar estos tiempos revueltos. Quien eche de menos viajar y necesite evadirse por unas horas, encontrará en Just Italia un as infalible con el que trasladarse al centro de Roma sin tener que salir de Madrid. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario